ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cultura

Viche, la bebida ancestral del pueblo afrocolombiano

Viche-bebida-Petronio-Pacífico

El Festival Petronio Álvarez es un escenario que reúne cientos de historias alrededor de la cultura del Pacífico colombiano, convirtiéndose en una vitrina que expone el gran esfuerzo realizado desde las comunidades para preservar sus tradiciones.

El viche es una bebida ancestral donde varias generaciones de familias se han dedicado a producirla, no obstante en los últimos años se han originado polémicas alrededor de quienes son los dueños y creadores.

Nelson Antonio Mondragón pertenece a la organización Destilando Patrimonio, ente que se ha encargado de promover la legalización de esta bebida. Él afirma que esta bebida le pertenece al pueblo y no a los particulares, además de ser uno de los principales sustentos de varias familias que durante generaciones se han encargado de hacerlo.

Muy entusiasmado relata el proceso de producción que tiene el viche en San Francisco del Naya. Este inicia con la preparación del terreno donde se dispondrán a sembrar la caña, el mantenimiento es intensivo durante los primeros ocho meses, una vez transcurre ese lapso de tiempo se disponen a cortarlo.

El pueblo, ubicado en el municipio de Buenaventura, no dispone de grandes trapiches, por ello la producción se realiza en las viviendas de las familias que se dedican a la siembra. Al ser un trabajo de gran intensidad, Nelson dice que contratan a muchos jóvenes para moler la carga, contribuyendo a la generación de ingresos a más familias.

Sin embargo, esta actividad económica se encuentra en riesgo gracias a la aspersión aérea de cultivos ilícitos que tiene lugar en la zona, afectando de manera significativa a las plantaciones de caña de azúcar.

Nelson es un hombre que desde los seis años está recibiendo el bagazo en su familia y se encuentra temeroso por la pérdida de la tradición entre las nuevas generaciones de jóvenes en San Francisco del Naya.

“Vimos a nuestros viejos trabajando, en lo que trabajaban los viejos de ellos”.

La motivación fue muy importante para él, tal es así que fue el único de sus hermanos dedicado a la producción del Viche. “Yo veía a mi mamá hacerlo, siempre me regalaba un galón para que yo pudiera venderlo y tener mi propio dinero”.

Sin duda alguna, el amor por preservar el legado es muy importante para Nelson quien hoy en día trabaja porque esta bebida ancestral sea reglamentada y respetada, defendiéndola en los diferentes espacios de debate organizados para llegar a un acuerdo donde los derechos del pueblo del Pacífico sean respetados.

“Vamos a reglamentar lo que nuestros viejos querían”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top