ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Nación

Valle del Cauca, entre los departamentos con más delitos electorales

fraude-electoral

A solo cuatro días de llevarse a cabo las votaciones para conocer cuáles serán las autoridades locales que administrarán los municipios y departamentos, se han reportado posibles delitos electorales en distintos puntos del país. El Ministerio del Interior, hasta el 15 de octubre, tenía 3958 denuncias reportadas a través de la Unidad de Reacción Inmediata para el Proceso Electoral.

Referente al número de quejas por los delitos electorales en los departamentos, según el Ministerio del Interior, Antioquia encabeza la lista con 498 denuncias; seguido de Cundinamarca, con 420; en tercer lugar, Santander, con 262; luego Valle del Cauca en el cuarto lugar, con 249; y Boyacá, con 242 quejas, que cierra la lista de los 5 departamentos que tienen las alarmas encendidas por fraude electoral.

Según lo afirmado por la directora de la Misión de Observación Electoral, Alejandra Barrios, los delitos electorales más usuales son la compra de votos, el ofrecimiento de bienes y servicios por parte de funcionarios para favorecer a un candidato puntual, presión para que voten por un determinado candidato o la imposición de jurados de votación para presionar la contabilidad de los sufragios.

Puntualmente en el Valle del Cauca, de los 42 municipios que existen, 25 presentan algún tipo de irregularidad, según el último informe entregado por la Misión de Observación Electoral, MOE.

En esta lista, Sevilla encabeza la lista, convirtiéndose en el municipio que más denuncias de posibles fraudes electorales y el único que se encuentra en categoría ‘Riesgo Electoral’ según la MOE, seguido de Alcalá, Buenaventura, Caicedonia, Cartago, Jamundí, Palmira y Vijes, los cuales figuran en la categoría de ‘Riesgo Alto’. Los 17 municipios restante presentan ‘Riesgo Medio’, dentro de ellos también esta Cali.

El coordinador de la MOE en Cali, Alejando Sánchez, comentó que la principal variación que se considera a la hora de evaluar el nivel de riesgo de estos municipios en la participación electoral es que “el número de inscripciones de cédulas sea altamente irregular”.

“Que ya aparezca más del 20 % de la población nueva a votar es muy extraño. Por ejemplo, si uno toma el censo electoral anterior en Palmira (266 000 personas), lo compara con la población (312 000 personas) y le suma el número de inscritos nuevos (61 000), quedan más votantes que habitantes en Palmira. Lo mismo pasa con la población de Ulloa (5300 personas), donde se inscribieron 1000 personas nuevas, es decir, casi el 21,7 % de la población apareció de pronto para votar. Situaciones similares suceden en Bolívar, pero también en El Dovio, Riofrío, Dagua y Roldanillo”, comentó Sánchez.

Los cinco nuevos delitos electorales aprobados en la Ley 1864 de 2017, que fueron modificados en el Código Penal, serán aplicados en las próximas elecciones electorales del país, entre ellos: financiación de campañas electorales con fuentes prohibidas, violación tope de gastos en las campañas electorales, tráfico de votos y elección ilícita de candidatos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top