ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Crónica

¿Un número más que acompaña la cifra? Esta caleña espera el resultado de su prueba de covid-19

Su cara lo dijo todo. En sus ojos café oscuro se refleja la angustia incesante de esperar lo que su mente ya ha afirmado; el miedo que la acompaña desde hace cuatro meses cuando empezó la pandemia ahora parece hacerse realidad. Hoy solo espera un positivo o negativo.

Viviana Martínez sigue esperando el resultado de su prueba covid-19 para resolver de una vez por todas el manojo de enredos que tiene en su cabeza.

“Quiero saber si soy asintomática, si perderé el olfato por siempre o si seré una cama de UCI más”, expresó la caleña de 35 años.

A su vez, afirmó que las preocupaciones vienen y van, que hay más días malos que buenos y que es mucho más difícil llevarlo sola que acompañada, o más bien creerse que está sola en todo este proceso moderno, exclusivo del siglo XXI.

A inicios de marzo del 2020 comenzó a llegar, por vía aérea internacional, el contagio de un nuevo coronavirus, que, según la Organización Mundial de la Salud, OMS, “los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves”.

Sin embargo, la OMS aseguró que el coronavirus que ha afectado a gran parte de la población mundial este año, es causa de covid-19; la cual es una enfermedad infecciosa con síntomas como fiebre, tos seca, cansancio, pérdida del gusto o el olfato, y demás molestias en pacientes infectados.

Según estudios epidemiológicos, el brote del nuevo virus estalló en Wuhan, China, en diciembre de 2019 y ahora se encuentra activo en los cinco continentes del mundo. En América, los países más afectados son Estados Unidos y Brasil, sin embargo, Colombia se encuentra en la casilla 6 con 276.055 casos positivos, 142.777 recuperados y 9.454 muertos, de acuerdo con el último boletín del Ministerio de Salud del país.

Sin duda alguna, la caleña de pelo medio largo, negro azabache y manos delicadas, le angustian las cifras, los números y los porcentajes diarios, piensa que puede convertirse en una más, sufre porque piensa que puede empeorar por esa llamada “gripa” que atormenta a algunos y da risa a otros.

“Es increíble ver cómo pasan por nuestras narices cuatro meses de nuevas cosas, de angustias repentinas, de miedos a los que no estábamos preparados, pero a la vez de tanto tiempo para nosotros, enserio es increíble”. Dijo Viviana.

Asimismo, aseguró que el miedo ha sido su compañero para muchas cosas, “claro que en estos momentos tengo miedo, no sé ni cómo voy a reaccionar ante el resultado, pero a la vez el mismo miedo me ha ayudado a prepararme para lo peor, que en este caso sería un gran ‘positivo’.

A pesar de que el brote del virus es más cotidiano que la venta de chontaduros en Cali, Viviana confirmó tener vergüenza, pena a que la gente de su entorno se entere, no por padecer una enfermedad ‘común’, sino por el rechazo que ella trae.

La hija mayor de doña Nancy aseguró que a comparación de otras enfermedades, esta nueva ha traído rechazo, y manifestó que “esta es casi como un sida, como una enfermedad que el humano le impuso, al que la padece es rechazado, señalado y mirado con temor; o por lo menos aquí en este país”.

Le angustia eso, pero parece ser la única, de su núcleo familiar, sus hermanas se encuentran tan tranquilas con la situación que lo ven casi normal, también han decidido hacerse la prueba y esperar, sin rastro de preocupación, sin miedo alguno de ser una o dos más contagiadas a nivel nacional y mundial.

Viviana es impaciente, hace dos semanas, aproximadamente, se realizó la prueba rápida de sangre, que salió negativa, pero su mente y su carácter determinaron que esa no era lo suficientemente verdadera.

“Lastimosamente esta no es una prueba de sangre para comprobar un estado de embarazo, para estos casos es necesario que me realice la prueba de hisopo y así salir de dudas y de tantas cosas que me puedo estar creando”.

La prueba fue realizada el día martes, desde la comodidad de su casa, pues debido a la respuesta nula por parte de su EPS prepagada, decidió realizársela particular por medio del centro médico Imbanaco, con un costo que rondo los $300.00 y unos resultados que pueden tardar dos o tres días hábiles.

La prueba médica le brindará el resultado real, el que no miente, el que quita o aumenta el susto.

Vivi, como le dicen en su hogar, indicó que ha descubierto que por estos tiempos es hipocondriaca, “cuando regreso del mercado siento que no puedo respirar con facilidad, que de repente me siento mal y en la noche comienzo a predecir una tos seca jaja”.

Pero por muy hipocondriaca que se crea, los síntomas que ha venido presentando como fiebre y cansancio extremo, son relacionados con el covid-19, que puede causar síntomas peores como la dificultad para respirar, dolor en el pecho e incapacidad de moverse o hablar, y en ese caso es mejor, como dice su madre, prevenir que lamentar.

“En medio de todo sigo siendo chistosa”, afirmó Martínez, aunque esta en cuarentena voluntaria hace 20 días, intenta seguir su vida normal dentro de las cuatro paredes de su cuarto escuchando un poco de música, leyendo algunos libros pendientes y jugando uno que otro juego de mesa familiar; eso sí, con su trabajo suspendido, y  aunque a veces eso le gana, tiene la fe puesta en la virgen milagrosa, que si llegase a tener ese “maldito virus” podrá ser una más, pero del número de recuperados.

Actualmente, el último boletín impartido por la secretaría de Salud del Valle, indicó que Cali cuenta con 17.718 casos de covid-19 y a nivel departamental el número asciende a 23.114 casos.

“Ya la prueba fue tomada, esperemos, solo quedan horas”, en respuesta espontánea al tiempo que le queda para saber tan anhelado resultado, como ya lo manifestó no sabe todavía cómo actuar, si es negativo supone que seguirá precavida, y si es positivo pues se hará de armas tomar y “luchar mija, luchar que usted es fuerte”, manifestó su mamá.

A la espera de un resultado rápido, pero lento para ella, así se encuentra Viviana; solo espera que el alarmismo que tiene no se haga realidad, afirmó que prefiere ser una loca hipocondriaca intensa, a una posible mártir con covid.

“Simplemente quiero seguir viva, de verdad, no vivir con angustias tontas que dependan de otros y no de mi”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top