ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

“Sin Acuerdo, las víctimas siguen siendo las más afectadas”: Fabiola Perdomo

El año 2016 ha sido un año histórico para Colombia. Nunca antes el Gobierno Nacional se había acercado tanto a negociaciones de paz con el grupo guerrillero de las Farc. El pasado 2 de octubre se realizó el segundo plebiscito en la historia del país y los resultados que dejó generaron controversia en la opinión pública.

Fabiola Perdomo, esposa Juan Carlos Narváez, diputado del Valle asesinado por las FARC en 2002 y hoy responsable de la Unidad de Víctimas del Valle, habló con Realidad 360.

¿El resultado del plebiscito afecta directamente a las víctimas del conflicto?

Por supuesto, porque fue un acuerdo construido cuyo objetivo y centro de negociación fueron las víctimas, para reparar a las víctimas. En caso de que no se dé y no se pueda implementar, las más afectadas son las víctimas porque no van a lograr una reparación integral, que va desde la verdad pasando por medidas de reparación de distintas formas, hasta llegar a las garantías de no repetición. En caso de que no se firme el acuerdo y volvamos a la guerra, las víctimas siguen siendo las más afectadas. Por eso esos resultados donde gana el no, ponen en riesgo la satisfacción de las víctimas.

Se abrieron negociaciones con el ELN. ¿Qué tan positivo o negativo este nuevo proceso? ¿Y qué podría pasar con las víctimas?

Es positivo porque ya no quedaría ningún grupo guerrillero en el país, y eso hace que no tengamos más víctimas, que se reduzcan, que se acabe con la fábrica que ha generado el conflicto. Va a ser más rápido reparar a las víctimas. Te pongo un ejemplo, por más de que se estén reparando a las víctimas, mientras no se acabe el conflicto, nunca se va a terminar de reparar. Va a ser como una vena abierta que no se encuentra cómo detenerla. Es un gran acierto, una gran oportunidad,  es una muy buena noticia que podamos  ver que en los próximos días el segundo grupo que quedaba como grupo guerrillero en armas, se siente a negociar para darle fin al conflicto. Es una buena noticia para las víctimas y para todo el país.

Los resultados del plebiscito arrojaron que fueron los pueblos más afectados por el conflicto los que salieron a votar y dijeron Sí, el resto hizo lo contrario. ¿Qué piensa de esto?

Que la gente mientras no sienta la guerra cerca a su casa o le toque la puerta, es indiferente, es apática y es insolidaria. Solo a quienes les ha tocado la guerra en esos territorios donde han puesto las víctimas y los  muertos la guerra. Es la que siente y es la que salió a decir si al fin del conflicto. Me parece que se ha perdido la sensibilidad y el valor a la vida por muchas personas.

Usted fue víctima, ¿es posible perdonar, cómo hacerlo?

Es posible, es una decisión personal. Cómo hacerlo: pues primero cuando uno quiere que su vida le cambie, porque cuando uno perdona, uno sana y se libera del odio, la rabia y la angustia. Uno queda preparado para empezar un nuevo proyecto de vida, para encontrarle sentido a la vida. Pero para eso se requiere voluntad, acercarse mucho a Dios, y entender la actitud del victimario, que uno sienta que hay un arrepentimiento, que hay una decisión de no volver a cometer daño y hayan garantías de que no se va a repetir.

Después de los resultados del plebiscito se ha visto por todo el país la unión de muchas personas en diferentes marchas reclamando la paz. Aquí, en Cali las universidades y jóvenes se unieron para salir a marchar. ¿Qué piensa de estas acciones?

Que los jóvenes quieren un mejor país, quieren un mejor futuro, que están aburridos con la violencia y quieren un mejor futuro. Creo que estas nuevas generaciones nos están dando ejemplo a los colombianos, de que si es posible resolver de manera civilizada con el dialogo, la diferencia. Que tienen hoy ellos una gran responsabilidad con el país y se están convirtiendo en ejemplo para quienes hoy todavía no sienten compromiso o no han entendido la importancia de ponerle fin al conflicto armado en el país.

Usted habló de reparación y no repetición. ¿Estas si son garantías para las víctimas, vale la pena seguir con estos acuerdos, qué le diría a una víctima que le pregunte esto?

Claro que sí, lo han demostrado, hay voluntad política de las Farc para dejar las armas. El solo hecho que entreguen las armas y se desmovilicen, y que cambien las armas por política es una garantía que no va a ver más víctimas al menos por parte de ese grupo armado. Es una buena garantía, y buen rendimiento para apoyar los acuerdos de La Habana.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top