ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Opinión

Si Petro no queda presidente… es por culpa de los ‘petristas’

Por Miguel Velásquez*

La violencia argumentativa y la nulidad del otro, por parte de los seguidores de Petro, ha causado una sensación de estancamiento electoral, que no le ha permitido al candidato sumar los adeptos necesarios para ganar en primera vuelta, y mucho menos, para asegurarse en segunda. 

Las técnicas de persuasión de la corriente petrista en Colombia son tan pobres, que parecen dedicadas a segregar y no a sumar. Muy en contravía de una estrategia inteligente, que permita ganar los puntos porcentuales necesarios para darle el triunfo a Petro en primera vuelta, se han dedicado a hacer una política del improperio, la política de la ofensa, del insulto, la política de la anulación del otro, negándolo desde su integralidad. Para el petrista promedio, quien no está con Petro es bruto, paraco, corrupto, iletrado, insolidario, lambón y todo lo demás, menos un voto a persuadir. 

El juego de la política es sencillo y aquí se les olvidó jugarlo. El que más seguidores tenga, ese gana. No se trata de una barra brava o una secta punitiva. Dedicarse a insultar al otro solo ha hecho que se pierda el objetivo de persuasión e incluso se olviden de lo más importante: la viabilidad de las propuestas de cada candidato. 

No existe una pedagogía del voto. Y no me refiero a la metodología para votar, sino a esa técnica de convencimiento que ayude a adherir y no a dividir. Esta cultura del insulto podría hacer que Petro no alcance en primera vuelta los votos suficientes para ganar la contienda, e incluso podría ponerlo en riesgo para su segunda vuelta, considerando que esta dinámica ha fortalecido el argumento de “el que sea, menos Petro”. 

No sé si esa sea la política que implementa el candidato, mucho menos si esa sea su estrategia, pero lo que sí sé es que por parte de los petristas, pocas veces se conocen las propuestas de Petro, pero el manual de insultos lo tienen bien aprendido.

*Docente de CSP de Unicatólica, Mag. en Comunicación

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top