ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Mundo

¿Por qué todo el mundo habla de Odebrecht?

El escándalo por las coimas de la constructora brasileña Odebrecht ha tenido dimensiones inesperadas. El hecho ha sacudido todo el continente, pues involucra a la justicia estadounidense y dejo en evidencia el sistemático pago de sobornos por cifras astronómicas en una docena de países, entre ellos, Colombia.

En el país, se abrió la puerta a la investigación cuando se conoció que el exviceministro de Transporte y director encargado del Inco en el gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez, Gabriel García Morales, recibió, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, un soborno de 6.5 millones de dólares por adjudicar la construcción del tramo dos de la Ruta del Sol. García está detenido.

Días después, se conoció que el ex senador Otto Bula –también detenido-, según la Fiscalía, habría recibido sobornos por 4.6 millones de dólares para gestionar la construcción de la vía Gamarra –Ocaña, a favor del mismo tramo.

Luego de una semana, Bula volvió a hablar y afirmó que de las coimas recibidas, un millón de dólares tenía como destino a Roberto Prieto, gerente de la campaña para la reelección del presidente Santos, en 2014. El fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, afirmó que investigaría.

Tras ese tsunami político, se conoció también que la campaña de Óscar Iván Zuluaga del 2014 habría recibido dinero de la constructora brasilera, a través de entramado complejo, cuando se contrató la asesoría del gurú de la comunicación brasilera, ‘Duda’ Mendonça, quien cobró por la asesoría cerca de 5 millones de dólares, los cuales fueron, en su mayoría, cancelados por la constructora.

El hecho generó una tormenta al interior del Centro Democrático porque salpicó al exdirector de Invías Daniel García Arizabaleta, quien al parecer, organizó una reunión entre ‘Duda’ Mendonça, el candidato Zuluaga y su hijo David, y el senador Iván Duque, quien salió a decir que solo era invitado externo.

Al parecer, el escándalo por las coimas de la constructora Odebrecht no frenara en el país toda vez que el exsenador Bula aseguró tener 14 nombres que estarían tras el entramado de corrupción. El último en quedar salpicado fue el expresidente del Perú Alejandro Toledo, quien, al parecer, habría recibido 20 millones de dólares de la empresa brasilera, en una operación ya conocida como Lava Jato.

Odebrecht, una constructora poderosa

La empresa es un conglomerado brasilero de negocios en los campos de la ingeniería y la construcción, principalmente, presentes en Surámerica, América Central y el Caribe, Norteamérica, África, Europa y Medio Oriente. Según registros, facturó en el 2014, 31 billones de dólares.

En el país, la constructora tiene injerencia en decenas de vías, entre ellas, la Ruta del Sol, que acoge más de mil kilómetros de vías que cubre los corredores viales más importante del país, pues permite la comunicación terrestre entre Bogotá y la Costa Atlántica.

Sin embargo, todo ese entramado de corrupción se cayó al principio del 2016, en el marco de la operación Lava Jato, el juez Sergio Moro emitió órdenes judiciales en contra de varios ejecutivos de la empresa por supuestos delitos de corrupción, evasión de divisas, organización criminal y lavado de dinero.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top