ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Polémica por posible desalojo de animales en refugio de Villa Lorena

En la comuna 6 del norte de Cali, se encuentra el refugio Villa Lorena, un lugar que lleva  26 años dando hogar a animales que han sido violentados por el hombre, en cualquier situación de discapacidad y desde diferentes lugares han llegado a este  refugio que es su hospital.

En este lugar de 25.000 m 2  hay gran diversidad de animales, primates, felinos, aves y mamíferos hacen parte del recinto, además 9 personas siempre están al cuidado, conformando un gran equipo, desde la señora de oficios varios y el conductor continuamente están pendientes de estas especies en su mayoría, salvajes.

Hace 26 años el Dagma nombró a  Ana Julia Torres, dueña y directora del refugio, como ‘secuestre y protectora de los animales’ y esta misma entidad durante muchos años les ha enviado tigres, cocodrilos, tatauros, de esta forma el trabajo ha sido imparable, sin recibir ninguna ayuda del Estado a cambio.

Diferentes empresas apoyan esta causa, algunas son privadas, donan frutas y concentrados, la carne para los 24 felinos, cada uno se come  24 libras de carne día de por medio, esta ayuda llega de pesebreras, academias de equitación, caballerizas,  ahí se guardan los trozos de carne en cuartos congelados.

María Eugenia Gutiérrez, veterinaria y administradora de este recinto hace 19 años, manifestó: “El problema que hay en este momento es que, el Dagma quiere cerrar sin saber realmente el trabajo que venimos haciendo y nosotros sin saber el paradero de los animalitos”.

La administradora, mencionó: “Hace tres años ya se paso por esta situación en la que se nos llevaron 200 animales y no supimos hacia donde”.

“Nosotros somos una fundación sin animo de lucro”, indicó.

En algún momento Villa Lorena, llegó a tener más de 850 animales y todo los años que llevan de servicio no se vieron tan afectados como ocurre ahora.

Gutiérrez explicó: “Ahora quieren ponerle eutanasia algunos animalitos, reitero, los animales están discapacitados, no enfermos”.

Los animales que se encuentran en este lugar, algunos son cojos, mochos, ciegos, mutilados y maltratados por eso este lugar se convirtió en un albergue.

Al contrario, de esto el presidente del Dagma, Luis Alfonso Rodríguez Devia,  precisó “Es necesario garantizar la salud ambiental no solamente de los animales sino de la comunidad, por lo que es pertinente retirar los animales de este sitio que opera de forma ilegal”.

 Pero, frente a esto, la administradora dijo: “Aquí se lleva 26 años haciendo una labor que hasta el mismo Dagma decretó, no sabemos porque ahora nos están molestando”.

Por otro lado, el presidente recalcó: “Además de estar en una zona de inundación tiene otros problemas de orden técnico. Estos animales que no están en buenas condiciones y desafortunadamente el Dagma tiene que hacer lo que le ordena la ley”

“Nosotros trabajamos por la protección de los animales silvestres, contra el comercio ilegal y contra la tenencia y confinación de estos animales apartados de sus hábitats naturales, eso es una injusticia y tenemos que hacer cumplir la ley”, especificó el presidente.

Por su parte, Gutiérrez, habló: “Nosotros aún no hemos recibido ninguna notificación, así que primero deben venir y explicarnos y mostrarnos lo que dicen que pasará”.

 A partir de esta polémica que se desató,  en menos de un mes  ya la entidad se había llevado consigo otra parte de sus animales, sin saber por qué ni a dónde fueron, con la incertidumbre de su paradero.

Este refugio busca el apoyo de los vecinos, de los caleños en general.

En voces de los habitantes de la orilla del jarillón donde queda este refugio, muestran el apoyo incondicional, con plantones, mensajes de fuerza y resistencia acompañan a Villa Lorena.

Así como lo dijo la veterinaria Gutiérrez, “si no nos van a dar pues que tampoco nos quiten”. A su vez,  Carolina Agudelo, animalista y economista, expuso su punto de vista, “No creo que sea pertinente que el Dagma cierre a Villa Lorena, ellos han venido trabajando hace muchísimos años y han recibido cantidad de animales silvestres maltratados por nosotros los humanos, es más, hasta la policía en un comienzo les llevó animales”.

La animalista, manifestó: “Doña Julia es una mujer que ama con su corazón a todos estos animales, y no es una acumuladora, ella logró crear un refugio donde cada ser vivo que llega ahí es amado y respetado, ni sus entidades responsables ha realizado, hasta ahora no conozco ningún refugio de este tipo en Cali que sea un espacio de ellos y se entreguen en vida por cada ser como lo hacen en Villa Lorena”.

Carolina, afirmó que deberían ayudar o buscar la manera de ayudarlos de una forma más adecuada el lugar, “no se trata de poder ni protagonismos, se trata de ayudar a todos esos animales que llegan heridos, mutilados, violados, traumados, son animales que por todo lo que sufrieron no van a poder volver a su hábitat, entonces por qué quitárselos, la solución no es eutanasiarlos”

La situación en Colombia, es difícil, dijo la protectora, “estamos en un país corrupto lastimosamente donde se pagan vacunas o algún monto de dinero para que dejen de funcionar ciertos lugares”.                     

Definitivamente, la posición de los animalistas reafirma el descontento, Carolina, concluyó: “Es más la labor de ellos también es educar llevan a colegios para enseñarles a los niños que no se debe de hacer y el respeto por los animales cosa que aquí no hay un espacio donde lo realicen”

Al mismo tiempo, Paola Quiroga, animalista voluntaria, decía que, esta situación por la esta pasando el refugio es triste, “No estoy de acuerdo con que lo cierren,  porque a través del tiempo, este lugar es el único en recibir animales de vida silvestre  que se tiene en este momento en Colombia, de la calidad de ellos”.

 Además, Paola enfatizó,  que la posición del Dagma no es la adecuada, “la medida que ellos toman no es la indicada, esto se ve más a conveniencia de ellos, lo que deberían hacer es llegar a un acuerdo  que colaboren y que se metan la mano también al bolsillo”. esto con el fin de apoyar esta causa de hace 26 años.

La voluntaria, reiteró: “El Dagma, podría hacer parte, ofreciendo lo que ellos dicen de dar una mejor atención veterinaria, pero en unión con el refugio ,en términos generales que ayuden a un estilo de vida apto para los animales”.

 Anteriormente, desde el Dagma Janeth Alegría, subdirectora del área de Calidad Ambiental “La única finalidad que tiene la entidad es dignificar la vida de los animales que se encuentran en distintos sitios ambientales. En este momento no estamos contemplando la eutanasia en ellos”.

 Pero,  después de dar esa declaración, se volvió a replantear la situación del refugio y la funcionaria especificó “estamos haciendo toda nuestra gestión para que los animales sean reubicados, esa es la finalidad. Queremos que estén en lugares sin riesgo”.

Actualmente en Cali, este es el único refugio que cuenta con el terreno y la capacidad para tener animales silvestres, el Zoológico también ha sido albergue al igual que el Bosque Municipal, que hace parte del Dagma.

Mientras tanto, Valentina González, es una de las vecinas del refugio, ella dijo: “No quiero que cierren este lugar, me parece que la labor que hacen es importante y no es justo con los animales”.

 Del mismo modo, Fernando Carvajal, un hombre que cuida y ama los animales, fue quien convocó a diferentes personas al plantón, el manifiesta: “Antes de cerrar el refugio, el Gobierno Municipal debería mirar la forma de ayudarlo, para ir a dejar animales sí los visitan pero para socorrerlos no lo hacen”.

 Carvajal dice que podrían realizar un convenio con la Secretaría de Educación donde los colegios visiten este lugar y desde el municipio generar un pago por prestar el servicio “esto sería darles una ayuda y a mitigar los gastos, dando un pequeño tour”.

Carvajal, decía, que la manera de ayudar nos es llevándose los animales simplemente porque están ciegos, les falta un brazo o un ojo, “se pueden organizar unas barricadas, adecuar las jaulas, ese sitio puede ser enseñanza para las personas, para que les cuenten sobre el maltrato a estos animales”.

De acuerdo, con esta situación porque hasta ahora se presenta, Fernando, dice: “creo que es porque ellos se extendieron demasiado, acogiendo muchos animales”

“El Dagma debería ser un organismo de control, mirar de donde llegan los animales, donde se decomisó ya que, no solamente es en la entidad, la policía también ha llevado algunos animales y mirar que este refugio sea específicamente para los animales que los necesitan, esto como un hospital”. concluyó Carvajal.

 Finalmente, antes estas declaraciones los animalistas, vecinos, amigos, se han hecho escuchar, ya hubo un plantón frente a la Alcaldía Municipal y se tiene planeado realizar nuevamente otro en caso tal de que  se dé el cierre o aislamiento de los animales a otro lugar.

 Según el Dagma ya salió una resolución para llevar a cabo un proceso,  pero, aún el refugio no ha sido notificado oficialmente. Los vecinos y colaboradores de Villa Lorena no quieren que se lleven los animales de este lugar.

DSC_1644 DSC_1646 DSC_1651 DSC_1652 DSC_1657 DSC_1655
<
>

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top