ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Persiste asedio de carteles mejicanos sobre la capital vallecaucana

Por: Sergio Ortega

Luego de la captura efectuada en Cali el pasado 8 de abril a un presunto alto miembro del cartel de Sinaloa, se reabrió el debate sobre los nexos entre la capital vallecaucana y las redes mejicanas dedicadas al tráfico de droga hacia los Estados Unidos.

Lo anterior se da después de las capturas que tuvieron lugar en Cali a Carlos Requene Gallo alias Negro y a Brian Donaciano Olguín Verdugo alias Pitt, presuntos enlaces financieros y emisarios entre carteles mejicanos y disidencias de las FARC, que controlan la fabricación y producción de cocaína en departamentos como Cauca, Nariño y Valle del Cauca.

Producto de un informe elaborado por fuerzas de inteligencia de la Policía colombiana en 2021, sumado a cientos de denuncias, se dio a conocer la presencia de intermediarios de dichos carteles en 11 de los 32 municipios colombianos, resaltando en el Valle del Cauca a Jamundí, importante zona cocalera del país y municipio dormitorio de Cali, distante apenas a 21 kilómetros, y a esta capital como ciudad favorita para asentarse esas organizaciones delictivas. 

Al respecto, las opiniones de los tuiteros confirman esa relación en esta red social. Como lo manifiesta Michel Jiménez @Michel98: “De hecho la mayor organización criminal son las disidencias (tienen más gente y más control de territorio). Y mientras aquí capturan a los jefes, en Cali les abrieron entrada hasta a los carteles mejicanos”.

https://twitter.com/Michel98/status/1479490800887250956

Es que mediante las investigaciones pertinentes y distintas llamadas telefónicas interceptadas en Cali y Jamundí, se presume que varios de estos narcotraficantes mejicanos se han establecido en prestigiosos barrios de la capital vallecaucana como Pance y Ciudad Jardín, en el sur de la ciudad.

Al respecto, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, declaró a los medios locales: “No cree que -los emisarios extranjeros- vengan a hacer control territorial o para manejar el microtráfico, su interés es tener el control de las rutas que desde el Pacífico trasladan cocaína a Centroamérica y Estados Unidos”. 

Cabe aclarar que el río Naya es el límite entre los departamentos del Cauca y Valle del Cauca, paraje natural que conecta el océano con la selva del Pacífico y que los narcotraficantes encontraron como el corredor de drogas perfecto hacia Buenaventura.

Incluso, el candidato presidencial Juan Manuel Galán, representante del movimiento Nuevo Liberalismo, denunció a través de su cuenta personal de Twitter la situación: “Pero además esta ciudad (Cali) solamente es lo que dice la canción: ‘La sucursal del cielo’ se ha vuelto la sucursal de los carteles mejicanos”.

https://twitter.com/juanmanuelgalan/status/1483944109559595008

Con opiniones similares los tuiteros se manifestaron al respecto, como es el caso de Leonardo Sabogal @Lsabogal7: “Lo que dice (Galán) es cierto y ya lo sabemos, en esta ciudad no pasa nada, así lo diga usted o lo digan otros, en Cali mandan  y seguirán mandando las mafias, es territorio perdido por el Estado hace rato. Una ciudad donde reina la delincuencia, la miseria y la corrupción”.

https://twitter.com/Lsabogal7/status/1484256925361528838

En los últimos tres años han sido 55 las capturas efectuadas por las autoridades colombianas en colaboración con la DEA, a mejicanos vinculados a diferentes carteles de su país, acusados de compra y distribución de cocaína.

Con información de Sputnik e Insightcrime.org

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top