ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Entrevista

“Pegaba su pecho con el mío, me apretaba”: Carolina Rozo, ex fisioterapeuta Selección

Por Johana Isabel Esquivel Jácome

Carolina Rozo, ex fisioterapeuta voluntaria de la Selección Colombia Femenina, categoría Sub 17, denunció el acoso sexual que vivió desde que llegó al equipo nacional, por parte del director técnico Didier Luna.

Realidad 360 dialogó con ella acerca de lo sucedido durante su paso como colaboradora en el equipo, cómo lo enfrentó, las amenazas que recibió y la valentía con la que decidió enfrentar el caso.

Realidad360: ¿Cuándo ingresó a la Selección Colombia Femenina?

Carolina Rozo: Entré a Selección Colombia en diciembre del 2017 y estuve ahí hasta marzo del 2018. Quien me contacta es el doctor Carlos Ulloa, quien era mi jefe.

R360: ¿Ingresó a laborar con algún tipo de contrato?

CR: No. Al equipo llego como voluntaria, no se nos reconoce nada legalmente.

R360: ¿En qué momento empieza el acoso?

CR: Pasados unos días de haber entrado, empecé a sentir un acercamiento con el señor Didier Luna (director técnico), era algo fuera de lo normal, con más cariño, entonces ya era ‘cómo estás, linda’; en el desayuno o cenas, me despedía y el abrazo, aprovechaba para apretarme, decirme al oído morbosidades. Durante ese primer microciclo de diciembre decidí no decir nada porque acababa de llegar y dije: “es que yo estoy pensando mal o estoy equivocada o de pronto el señor es así”, pero bueno, dejé así y terminé el microciclo.

R360: ¿La volvieron a llamar el siguiente año?

CR: Sí. En el microciclo de enero me convocaron nuevamente y ahí fue el detonante.

R360: ¿Qué sucedió en ese segundo microciclo que usted determina como el “detonante de la situación”?

CR: El señor Didier Luna empezó a acercarse con más confianza hasta el punto de entrar al restaurante con una foto mía de una red social y decirme: “esta es la mujer que quiero para mí, ten cuidado porque te voy a robar un beso”. Cuando él me dice eso, yo le digo que ni se le ocurra, estábamos en la mesa del almuerzo y decido irme a mi habitación y el señor Didier coincide conmigo y me aborda y me dice: “¡Yo te estoy hablando en serio! Quiero tener algo contigo”, me apunta con su dedo al logo de mi camiseta de la federación, tocándome el pecho, y agrega:    “No te compliques tanto, yo te puedo llevar a grandes cosas en el fútbol…”. Ahí le digo que está equivocado y no me interesa tener pareja; él se molesta y me dice que no me ruega más y que asuma las consecuencias.

R360: ¿qué pasó después de ese momento?

CR: El señor dejó de hablarme y solo me dirigía la palabra o para gritarme o para referirse a mí de una manera despectiva en mi labor. Lo abordó después para decirle que si tiene algún inconveniente con mi trabajo y me repite que él me había dicho algo y que yo debía asumir las consecuencias. Me anulaban, no me dejaban participar en las reuniones y el desprestigio laboral.

R360: ¿Terminó el segundo microciclo?

CR: Sí. Terminé el microciclo por profesionalismo y compromiso, aún más porque en una concentración del equipo, mi disponibilidad es de tiempo completo, 24 horas.

R360: ¿Denunció su caso ante su jefe Carlos Ulloa?

CR: Sí, claro. Inmediatamente salgo de la concentración del equipo, me dirijo a él y denuncio verbalmente lo que pasó, me dice que no está de acuerdo con esa situación y que iba a hablar con el jefe y nunca se pronunció.

R360: ¿Por qué seguir trabajando hasta diciembre de 2018, después de todo lo que había pasado?

CR: Porque irme era demostrarle al señor de que tengo miedo y que puede seguir haciendo lo mismo y eso se lo dije a mi jefe cuando me preguntaron que si quería seguir.

R360: ¿Qué más vio durante la concentración?

CR: Denuncié también que el señor Didier Luna, tenía unos cariños con las niñas que no me gustaban, tocarle la cola, acercarle su cara y sus labios hacia los de ellas, me pareció muy delicado.

R360: ¿Qué dijo la Federación en ese momento de su denuncia verbal?

CR: Nada. No se pronunció al respecto sobre lo que había denunciado.

R360: ¿Qué fin tenían esos microciclos?

CR: La idea era preparar a las niñas para el Sudamericano que iba a ser en San Juan, Argentina. Eran quince días encerrados preparándose para la competencia.

R360: ¿Qué tanta presencia de hombres hay en los cargos en la Selección Colombia Femenino?

CR: Mis jefes eran el señor Luna, Carlos Ulloa, el cuerpo técnico conformado por hombres y el cuerpo médico en el cual estaba la médica, sicóloga y yo.

R360: ¿La médica y la sicóloga presenciaron los hechos de acoso sexual?

CR: Claro que sí. En muchas oportunidades ellas se dieron cuenta de esos “cariños” que tenía el señor Luna con las niñas. De hecho, en la primera concentración, cuando noté todo lo que sucedía, le comenté a mi compañera lo aburrida que estaba de la situación y ella me dijo: “Sí, es cierto”. Me dieron la espalda y se aliaron con él por miedo. Me tocó enfrentar sola en Argentina a un cuerpo técnico.

R360: ¿Qué opina de las jugadores que apoyan al técnico Didier Luna?

CR: Tengo entendido que las chicas estuvieron con él en Selección Bogotá, lo conocen desde pequeñas y saben cómo es su trabajo y sus familias también. El tema es que él tiene un manejo sicológico donde se vende como un “papá” para ellas. El grupo es menor de edad y sus padres lo respaldan, es respetable y a todas seguramente no las acosaba o a otras sí, que no hablan.

R360: ¿Qué dice la defensoría del pueblo?

CR: Han estado muy pendientes y la vicepresidenta de la Defensoría del Pueblo me apoyan.

R360: ¿El señor Didier Luna la ha vuelto a contactar?

CR: No, para nada. La última vez lo vi en el aeropuerto del viaje último.

R360: ¿Qué pasó con la denuncia que realizó en Argentina?

CR: Normalmente cuando los equipos salen del país, siempre hay un delegado en representación para hacer el acompañamiento al grupo y denuncié ante el inspector Ricardo Morelli lo que me había pasado y confié en él y me dice que no era el momento de hablar, no era fácil escuchar ese tipo de denuncia y las niñas estaban en un momento fuerte de representar el país.

R360: ¿Es cierto lo de los uniformes usados?

CR: Es cierto. Yo que lo viví, me tocaba con camisetas usadas, uniformes prestados, lo que hablan las niñas es verdad.

R360: ¿Qué opina acerca de terminar la Selección Femenina de Mayores?

CR: Con respecto a eso, me parece que es un tema más de machismo, las niñas denunciaron, usted sale y denuncia y queda vetado en el deporte, por eso muchas niñas no hablan.

R360: ¿Qué mensaje les deja a todas las mujeres que están pasando o han pasado por un momento de acoso sexual?

CR: Sí, a eso iba, hago un llamado a las niñas y a las mujeres a que denuncian, el machismo opaca y vulnera a la mujer. Sé que muchas niñas han pasado por esto, no les de miedo, estoy yo aquí sobreviviente de haberme enfrentado sola a un cuerpo técnico, ustedes pueden.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top