ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Entretenimiento

Nostálgico homenaje al cine de la vieja guardia

En las remembranzas de un pasado nostálgico en un Hollywood de los años 60, en donde las celebridades se mezclaban con gente común y las historias de vaqueros inundaban la televisión de aquel entonces, hallamos a un Tarantino que a su más fiel estilo, nos acobija con una historia que de ficción, nos da una dosis de realidad.

En la década de los 60, cuando el mundo del espectáculo Hollywoodense comienza a cambiar, se encuentra el famoso actor de televisión Rick Dalton (Leonardo Dicaprio) con su carrera en declive junto a su doble de riesgo Cliff Booth (Brad Pitt), enfrentan problemas para adaptarse a los cambios de la industria, a pesar de ello, nace una relación entre Dalton y su vecina, la actriz Sharon Tate, víctima de la familia Manson en la matanza de 1969.

Un guiño y un abrazo en el corazón nostálgico de los amantes del cine de aquella época, quienes crecieron con series como Manix y siguieron a los héroes del Kung Fu.

Dentro de todo, combinar la historia de personajes ficticios con íconos del cine y la cultura pop como Bruce Lee, Sharon Tate, Román Polanski e incluso Charles Manson, solo se le ocurre a una mente como la de Tarantino, que nos regala más espectáculo al puro estilo de Django Sin Cadenas, una historia que muestra la evolución constante de sus personajes junto con un poco de Pulp Fiction, violencia pura con sátirashumorísticas sin dejar esa magia y eso que lo hace tan inquietante, nunca se sabe en donde llegara la sorpresa, el ‘shock’ emocional o esa sensación de incertidumbre de lo inesperado. Cosa que logra con gran acierto esta cinta.

Cabe recalcar las actuaciones que no dejan nada de qué hablar, pues pudimos ver interpretaciones en todos sus aspectos, desde el más angelical hasta el instinto agresivo. Pero hay quienes dicen que los personajes reales que aparecen en esta película no eran así, existen quienes dicen que Margot Robbie no tiene nada que ver con Sharon Tate o Bruce Lee no era tan intrépido, pero nunca se dijo que lo fuera y que tenía que ser así.

Todo hace parte de una ficción creada por una mente maestra, ficción que por nombre lleva ‘Érase una vez…’. De eso se trata, de una historia convertida en una obra de la gran pantalla que nos da ese paralelismo de realidad y ficción que logran obras memorables como ‘Bastardos sin Gloria’, obra del mismo director.

Por mi parte, me siento satisfecho y lleno de emoción con ‘Érase una vez en Hollywood’, pues ha tocado fibras emocionales que difícilmente logran otros filmes de la vieja escuela, eso es para mí, un homenaje al buen cine, a la reformulación de las fórmulas de la industria y una vez más, a una huella, más bien una marca de un director que no para de darnos cine del bueno. A pesar de que es una película de poco más de dos horas, se disfruta y se saborea la época, la música y la nostalgia de la cultura pop y el amor por el cine, una vez más, esta cinta quedara entre los clásicos del cine de delirio y nostalgia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top