ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Reportaje

Motociclistas y peatones disputan una calle del centro de Cali

En el centro de Cali hay una calle en donde todos los días es un caos.

Por la calle 15 entre las carreras 6 y 7, de las 8:00 a. m., a las 10:00 a. m., transitan aproximadamente 2400 motos. Por cada motociclista pasan 2 peatones, para un total de 2400 peatones durante solo una hora.

Los transeúntes se han visto afectados debido a que en la acera izquierda las motos y los peatones comparten esta misma vía o espacio, de escasos 2 m de ancho, como máximo, sin contar con los vendedores estacionarios y ambulantes, lo que ocasiona frecuentes accidentes.

Según la Secretaría de Movilidad, durante el año 2019, en lo que va corrido del 1 de enero al 30 de septiembre, se ha tenido un incremento hasta de un 16 % en comparación al año 2018.

Cabe resaltar que el índice de accidentes en la comuna 3 (Centro), no se genera principalmente sobre el espacio destinado para el tránsito de peatones y la accesibilidad de motocicletas a los negocios, sino que se da sobre la calzada vehicular.

Carlos López, peatón que caminaba por esta zona, fue arrollado por una motocicleta: “Tenía afán, necesitaba llegar a tiempo al trabajo, eran las 8:30 a. m., iba tan rápido que me cruce la acera y solo escuche un pito, cuando me percate estaba en el suelo”.

Otras personas que transitan por esta calle afirman que simplemente piensan que es una vía para los peatones, pero siempre son sorprendidos por las motocicletas que pasan por el lugar.

“Esa vía casi no me gusta, porque hay motos que pasan muy rápido. Ellos se toman la parte por donde uno camina”, relata Maicol Méndez, quien reclama su derecho como peatón.

Los peatones no son los únicos afectados, los comerciantes e incluso las motociclistas se ven envueltos en este cuestionable problema.

Camila Corrales, quien es comerciante del centro de Cali, sostiene: “Es muy maluco pasar por la vía que se supone que es peatonal, me da miedo llevar de la mano a mi hermano menor, pues las motos pasan muy rápido y uno no puede caminar con tranquilidad”.

Según una encuesta que se realizó con usuarios de este tramo vial, en sentido sur – norte, en la acera izquierda, el 95 % de 100 motociclistas que pasan por el lugar en hora pico no saben si por donde transitan es un carril para motos o para peatones. La mayoría de las respuestas fueron: “No sé”, “no tengo idea”.

Francisco Paredes, quien es un motociclista que lleva 10 años transitando por el centro de Cali reconoció: “La verdad, en mis 10 años transitando por esa vía, me han parado una sola vez y por ir en contra vía. Supongo que si no fuera un carril para motos no hubiera la señal, pero como está la señal, yo pienso que puede pasar motos y hasta carros, me parece que es una pésima vía, porque es la misma por la que pasan los peatones. La única señal que hay en esta cuadra está escondida, dice que es de subida, pero en sí, nadie sabe si es para arriba o para abajo, porque no tiene señalización en el suelo. En la calle diez con calle quince, si usted viene de subida, ahí sí le aparece que está en contravía porque tiene la señalización en el piso”.

El subcomandante del Cuerpo de Agentes de Tránsito, William Bermúdez, aclaró algunos de los interrogantes de muchos caleños: “Con base en la petición, referente en la calle quince, entre la carrera quince a la carrera primera, observamos que hay un andén, un andén que es compartido para las motocicletas, ese tránsito se hace por la accesibilidad en los negocios, pero no es ni parqueo, ni para temas que tengan que ver en hacerlo en un sentido contrario al que tiene el sentido de la vía”.

El funcionario añadió: “Nosotros como autoridad hemos actuado en lo que tiene que ver con esa prevención, infortunadamente debido a la magnitud de referencia que tiene interactuar nosotros como autoridades, no se hace de manera permanente, pero sí se hacen controles”.

“La intervención que nosotros hacemos en la zona central, en muchas ocasiones para generar impacto, se hace de manera interinstitucional, entre la Secretaría de Movilidad y la Policía Nacional, por el riesgo de usuarios que tengan que ver, que principalmente hacen que en algunos espacios se altere el orden público de manera fácil, motivo por el cual nosotros como autoridades procedemos a interactuar”, concluyó William Bermúdez.

Beatriz Delgado, comerciante del centro de Cali, sostiene: “Si hubiera más control de la policía se evitaría muchos inconvenientes, a veces se llevan hasta niños por delante, pues van pasando confiados pensando que es algo peatonal”.

Lo comerciantes informales también manifestaron su inconformidad:

“Yo pienso que ese carril deberían dejarlo solamente para los peatones. Deberían de ponerle más cuidado a eso porque por aquí pasa mucho adulto mayor, pasan niños y además no hay un espacio adecuado”, afirmó Irma Rosero.

Luisa Ramírez asumió la vocería de algunos de los motociclistas que pasan por esta acera: “Estoy de acuerdo con que transiten las motos por esa vía, porque es un poco más rápido para nosotros, solo que algunos ciudadanos tienen que tener más cuidado, los motociclistas pueden andar, pero con mucha precaución. A la policía le hace falta más control de seguridad para que se pongan de acuerdo si es solo de bajada o de subida. Hace falta demasiada señalización”.

Para la autoproclamada vocera, “en cuanto a los puestos ambulantes, está bien que tomen su puesto de trabajo, pero tampoco tomarse toda la vía, porque no va a dejar espacio ni para el peatón, ni para el motociclista”.

En este sentido, William Bermúdez, subcomandante del Cuerpo de Agentes de Tránsito, también hizo referencia a los puestos ambulantes que invaden las zonas públicas de la ciudad: “La cantidad de procedimientos que hemos hecho no solo en la zona centro sino en todo lo que tiene que ver la invasión del espacio público, redundan más de 30 000 procedimientos, de los cuales podemos hablar que de ellos un 10 % a 15 % se hace en la comuna 3 que se genera en la zona del centro.

Empero, el funcionario aclaró: “La afectación de la zona centro por vendedores ambulantes es importante, pero no es competencia de la Secretaría de Movilidad, genera un impacto en ella, pero le compete a la Secretaría de Seguridad y Justicia hacer ese tipo de controles”.

Cabe recordar que el centro de Cali es el lugar más concurrido por las personas de esta ciudad, que la cultura caleña se ha perdido y que los accidentes seguirán pasando si no hay una concientización por parte de las autoridades hacia los peatones y motociclistas.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top