ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

“Monseñor Isaías Duarte Cancino fue un valiente”

Por Lina Argote

“Se necesita mucha valentía para hacer lo que monseñor hizo, moverse en medio del conflicto armado”.

En forma breve, Diego Arias, moderador del conservatorio con el que se recordó este miércoles los 20 años de la muerte violenta de monseñor Isaías Duarte Cancino, enalteció la vida del pastor, que entre sus obras dejó a los caleños la Fundación Universitaria Católica Lumen Gentium, Unicatólica.
Como parte del recordatorio, fue presentado en la sede de Unicatólica de Pance el documental sobre la vida y el legado de monseñor Isaías Duarte Cancino, realizado por el Centro Nacional de Memoria Histórica, CNMH, e investigadores de Unicatólica.
Entre los invitados al conversatorio estuvo monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali y gran canciller de Unicatólica, quien se hizo presente a través de un sentido mensaje, debido a compromisos ineludibles ya fijados.

Asimismo, el acto estuvo presidido por Rubén Darío Acevedo Carmona, director del CNMH, y de Alberto Moreno, director de Construcción de esa organización.

También asistieron Jennifer Betancourt, coordinadora regional de la Comisión de la Verdad; Harold Sánchez Piamba, director del Departamento de Humanidades y gestor de la Iniciativa de Memoria Histórica, IMH, al igual que Wilson

Martínez, profesor e investigador de Unicatólica, otro gestor del proceso.

A propósito, Martínez manifestó que del legado de Cancino se queda con “la mediación e intervención social, específicamente con dos elementos, por un lado la educación que puede alejar a los jóvenes de la guerra y ayudar a superar la pobreza. El otro elemento es salvar a Colombia por medio de la fe en Jesús”.

Antes el director Acevedo había aprovechado la oportunidad para agradecer a la universidad por la oportunidad de brindarles voz a las comunidades.
“Lo primero que debemos recordar es lo que se ha ido haciendo por la paz, que es un proceso que empezó desde el siglo pasado”, fue la reflexión que dejó el director del CNMH.

Acerca de la producción audiovisual, se resaltaron las palabras “la paz es de todos o no es de nadie”, “vivos, libres y en paz”, dichas por monseñor Cancino en una tarima en una manifestación en Cali antes de su asesinato.
Cabe insistir en que monseñor Duarte Cancino fue el creador de Unicatólica, donde se llevó a cabo el homenaje.

Es por esto que desde el estamento docente de la institución fue destacada la labor del pastor inmolado.

“Es muy importante resaltar la acción de Cancino no solo como fundador, sino también como persona y como sacerdote estuvo preocupado por la dignidad humana”, indicó el profesor Víctor Manuel Letelier.

Además -puntualizó el docente- que “estos espacios son importantes para socializar qué son los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, cómo es que existen víctimas de los conflictos armados y cómo con la acción humanitaria podemos hacer sinergia para que esto no ocurra”.

Arias, al actuar como moderador del homenaje y el conversatorio realizado, elogió la importancia de estos espacios de participación para los jóvenes.
“Dan la posibilidad a las nuevas generaciones y al país de conocer las figuras, los hechos del conflicto y de la paz, que incluyen a monseñor, quien tuvo un ejercicio de mediación de paz muy importante en el Urabá Antioqueño y en el Valle del Cauca alrededor de los secuestros”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top