ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

"Mi padre pagó y dio frente al error que cometió"

Realidad 360 habló con Juan José Herrera, el hijo del vallecaucano ejecutado en China.

La noticia de Ismael Arciniegas conmovió a Colombia, debido a que  este vallecaucano fue condenado a pena de muerte por narcotráfico a través de una inyección letal  que le arrebató su vida.

Periodista: Cuéntenos, ¿Cuáles fueron las razones por las cuales su padre se involucró con el narcotráfico y cometió este delito?

J.H: Ningún Colombiano se atreve a cometer este tipo de delitos sin ninguna razón y obviamente las razones de mi padre tienen que ver con el problema económico que vive nuestro país y la situación que estaba pasado él con su familia. El poder darle un mejor futuro a su familia fue lo que lo conllevo a cometer ese error ya que el momento en el que empieza a escribir su libro sobre el narcotráfico y lo que era la zona de tolerancia en la ciudad mi padre se empezó a involucrar con este tipo de personas y a tener una vida diferente, ostentosa y acelerada, hasta el punto que se dejó seducir por todo esto y se involucró.

Periodista: ¿Conocía su padre las leyes que rigen en este país frente a este tipo de delitos; es decir, antes de viajar sabia él lo que podía acarrearle?

J.H: Si, él las conocía de antemano y sabía el peligro que estaba corriendo; igual el desconocimiento de la ley no te exonera de la pena, así él no la hubiera conocido la pena iba a ser igual.

Periodista: Durante todo este tiempo que su padre estuvo preso en China, ¿cuantas veces pudo comunicarse con él y por cual medio lo hacían?

J.H: Se hizo con el Ministerio de Relaciones Exteriores un trabajo y con el consulado de China  un trabajo  con el cual se logró tener comunicación cada cinco meses con él a través de e-mail, también recibíamos notificaciones y constantemente cartas suyas, gracias al trabajo y la intervención que hizo la Cónsul de Colombia en Guangzhou, Juliana Ortega,  ya que ella fue la que nos ayudó en todo este proceso.

Periodista: Tenemos entendido que va a realizar un homenaje con las cenizas de su padre, queremos saber: ¿qué piensa hacer usted y su familia con ellas, qué tipo de homenaje le van a realizar, cuándo llegan estas al país?

J.H: Sí, quiero hacer un festival artístico y cultural para limpiar su nombre, y para demostrar y que quede en el recuerdo sus labores y lo último que él hizo. Era un poeta, escritor, publicista y un profesional de la literatura, antes de su muerte se encontraba escribiendo un libro sobre el narcotráfico y sobre el estilo de vida que él llevaba, pero dejando muy en claro para las próximas generaciones de Colombia que es un delito, que el narcotráfico no paga  y que no es solo lo que ellos ven en las narconovelas y que no es pura ficción, esto es la vida real y en la vida el narcotráfico es un delito.

No sabemos cuándo llegan las cenizas de mi padre porque todo ese proceso lo tiene el Ministerio de Relaciones Exteriores y La Cancillería de la Embajada en Guangzhou, cuando ellas las tengan en sus manos las harán llegar a nuestra familia y realmente esperamos que sea de una manera digna y no en cualquier paquete.

Periodista: Realidad 360 supo de unos escritos que su padre realizó durante todo este tiempo y de su interés en publicar un libro con los mismos. ¿Cuéntenos de qué tratan estos escritos, qué piensan hacer con ellos o de que forman van a publicarlos?

J.H: Sí, el libro ´La Guerra Satánica´ es un libro que ha escrito mi padre más o menos desde los años 80 que tiene ahora aproximadamente tres o cuatro capítulos. La investigación es acerca del narcotráfico principalmente en nuestra ciudad y sobre todos los carteles presentes en ese momento.

Periodista: José, ¿cuál es su opinión o qué perspectivas tiene usted frente a las leyes y castigos que se realizan en este país?

J.H: Las leyes que castigan en este país, son leyes para gente con bajos recursos como el caso de mi padre. Porque caso como el  de Colmenares, casos como el de Juliana, que han sido personas con mayores recursos económicos han podido salir de ellos.  Entonces, hablar de una pena, una condena es hablar de cuánto dinero tienes, en especial en este país. No te diría de pronto que exista la pena de muerte en Colombia, porque ningún ser humano tiene el derecho de quitarle la vida a otro, pero si deben pagar las personas que cometan delitos de lesa humanidad como: violaciones, crímenes, secuestros. Casos como el de Garavito que violaba niños a diario y cometía más errores, son cosas mucho más graves que pegarte 3 kilos de droga en el cuerpo para poder darle de comer a tu familia.

Es muy fácil opinar de este tema y decir que la pena de muerte fue lo correcto cuando ves todo detrás de un computador o de un televisor, mas no cuando realmente conoces a la persona. Las personas pueden decir cualquier cosa, pero ellos no conocieron a mi padre, no conocieron al periodista ni al escritor, y por esa razón no saben lo que es vivir y sentir esto cuando no es a ellos a quien les ha pasado.

Periodista: Ya por último, queremos saber, ¿qué reflexión le deja a usted toda esta situación que tuvo que enfrentar su padre y ustedes como familiares?

J.H: Es un ejemplo, un ejemplo para todo un país. Un ejemplo de lucha, de superación, de guerra, de tantos problemas. Mi padre pagó y dio frente al error que cometió, dejando un mensaje claro para todos y es que el narcotráfico no es la salida y que se deben pensar muy bien las consecuencias que traen cometer delitos de este tipo, ya que con eso no se gana nada y se pierde la vida.

 

 

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top