ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Marchas por la Paz: los jóvenes en pie de lucha

Hay una división y se quiere saldar. Tras los resultados del plebiscito de hace dos semanas, el país –especialmente los jóvenes- ha decidido salir a la calle y exigir que la paz se consolide así sea comenzado por este acuerdo entre Farc y Gobierno.

Muchos caleños vuelven este miércoles a la calle, caminaran parte del sur y centro de la ciudad. Sin embargo, las manifestaciones masivas en diversas ciudades del país no cierran. Bogotá, Barranquilla, Cali y  Medellín, miles de jóvenes universitarios, activistas, líderes sociales y comunitarios, seguidores del Sí y del No, exigieron la reconciliación y la Unidad  Nacional. La artista Doris Salcedo hace su obra cociendo telas que suman 7 mil metros con los nombres de las víctimas que han muerto bajo el manto de la guerra.

En las marchas, clamaron para que el presidente Juan Manuel Santos, como jefe de gobierno e impulsor del proceso de paz con las Farc y el senador Álvaro Uribe, opositor de lo negociado, lleguen a un acuerdo que permita seguir en la búsqueda de superar un conflicto armado de más de medio siglo que ha debilitado en gran medida al país.

Terry Hurtado, organizador de las marchas por la paz en la ciudad de Cali expresa que “la paz es un asunto de todos, no podemos permitir que la paz  se la arroguen simplemente los partidos políticos y que quede en manos de dos sectores de la sociedad, es algo que sería casi un nuevo frente nacional”.

Como resultado de las manifestaciones  gestadas en gran medida por  líderes de las comunidades universitarias, surgió un documento que se encuentra listo para ser presentado al Gobierno Nacional, el cual incluye el sentir de  los participantes de las marchas.

El documento contiene cuatro puntos cruciales los cuales se sintetizan en que no se convoque a una Asamblea Nacional Constituyente,  que se negocie sobre lo ya pactado, que se mantenga el cese bilateral al fuego y finalmente,  que la negociación no se dilate hasta 2018 para que no esté expuesta a ser utilizada como instrumento para las próximas elecciones.

“Queremos que este  ejercicio de mirar los acuerdos sea rápido, que se puedan   construir consensos que tengan como punto nuclear las víctimas y la verdad de lo que ha pasado, la verdad es algo que no se puede  sacrificar en ningún momento,   a través de ella  puede construirse la reconciliación, las marchas continuaran, esto es solo el inicio”, enfatizó Hurtado.

La primera manifestación se dio en la ciudad de Bogotá el día 5 de octubre en donde decenas de jóvenes se concentraron en diferentes lugares de la ciudad,  entre ellos, la Carrera Séptima, a la altura de la Universidad Javeriana, y el Planetario, culminando en la Plaza de Bolívar.

Estas acciones pacíficas -según lo señalaron los organizadores de la marcha en Bogotá a través de las redes sociales-, tienen como objetivo “expresar de manera contundente y unificada los deseos de ponerle fin al conflicto con las Farc y de darle inicio a la postergada construcción de paz en Colombia”.

Dicha iniciativa fue adoptada por ciudades como Bucaramanga, Cali y Medellín las cuales marcharon en silencio, vestidos de blanco, con antorchas, globos, banderas  y velas encendidas.

Para Steven Sarria, joven universitario de la  Universidad Católica de Cali y  quien participó activamente de las marchas los días 5 y 9 de octubre,  “estas manifestaciones significan que hay un compromiso con la sociedad, con el país, que nosotros como jóvenes no estamos conformes con lo que pasa, el objetivo es que el país sepa que hay generaciones enteras que no van a descansar por buscar equidad e  igualdad, que necesitamos ser escuchados  y dejar un mensaje claro al país: los jóvenes construimos país”.

Por su parte el jefe negociador de las Farc, Iván Márquez, se pronunció respecto a las marchas a través de su cuenta oficial de twitter: “ante este respaldo multitudinario  de Colombia  a la paz, juramos no dar marcha atrás”.

Estas marchas que ya ganan peso frente a las decisiones  que se adelantan para el país y que sirven como medios de participación ciudadana,  serían las primeras manifestaciones masivas después de que los colombianos decidieran por un ajustado  margen decirle No a los acuerdos entre el Gobierno y las Farc en el plebiscito del domingo 2 de octubre.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top