ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Mal manejo de basuras afecta a habitantes del barrio Jorge Eliécer Gaitán

Caminar  por el separador verde de la avenida Ciudad de Cali, en el barrio Jorge Eliécer Gaitán, es un peligro puesto que cualquiera se puede cortar con un vidrio, debido al mal manejo de basuras y escombros.

En esta zona verde, que hace parte de la comuna 6, se encuentra una cancha y parque al servicio de la comunidad.

Esta problemática muestra  la falta de apropiación de algunos habitantes del sector, los cuales arrojan toda clase de basuras, entre ellas muebles, costales con escombros, objetos incinerados, colchones, zapatos, vidrios, pedazos de cerámicas y lámparas quebradas.

Algunas personas que regularmente realizan ejercicio o pasean sus mascotas se encuentran con este panorama de contaminación y lo desagradable que es para ellos.

Gustavo Suárez, quien es pensionado, manifiestó: “La gente tira la basura porque no les toca barrer ya que no están en la casa de ellos y lo hacen porque les falta cultura, en cambio, si veo a alguna basura la recojo porque me parece de mal aspecto y además colaboré 4 años limpiando esta zona verde”.

La vendedora Marvi Benítez, sostiene: “Las personas tiran las basuras por inconsciencia del daño que le estamos haciendo a los recursos naturales como lo es a esta zona verde y a nosotros mismos, opino que no deberían tirar la basura en esta zona, sino esperar los carros correspondientes  para que se lleven este tipo de desperdicios”.

Marisol Díaz, una trabajadora de la empresa Promoambiental Cali, en la que ejerce como operaria de barrido, aseguró: “La cantidad que hay entre escombros y basuras es de 250 kilos, a las mujeres les permiten cargar 15 kilos diarios y a los hombres 50 kilos”.

Por lo general, las personas que tiran la basura  regularmente lo hacen en altas horas de la noche para que  los  demás  habitantes del barrio no se den cuenta y  no los acusen.

Los habitantes que realizan esta mala práctica deberían tomar conciencia del impacto negativo que se le hace al medioambiente y pensar en que esto les puede acarrear multas y comparendos, como está previsto en el nuevo Código de Policía.

La patrullera Pilar Sofía Palacios afirmó: “En el capítulo 2, el nuevo Código de Policía hace referencia a la limpieza, recolección de basuras y residuos sólidos; aclara que  los comportamientos contrarios a esto no deben efectuarse.

Algunas de esas restricciones son: sacar basura en horarios inadecuados, arrojar residuos sólidos o esparcirlos en las zonas públicas.

Estos malos usos generarán unas medidas de acción correctivas, las cuales son: participación en programas comunitarios, actividades pedagógicas, amonestaciones, multa general por cada hora de retraso, esto quiere decir que si las personas hacen caso omiso y más se demoren, la multa va corriendo.

Otro párrafo de la misma norma contempla que el gobierno y los alcaldes en coordinación con las autoridades competentes desarrollarán y promoverán programas que estimulen el  reciclaje, manejo de residuos sólidos y según las costumbres locales, de recolección de basura, las personas empacarán y depositarán en formas separadas los residuos.

Concluyó la patrullera que estas acciones son aplicadas  para evitar que las personas generen más basura porque el medioambiente está demasiado contaminado y si nosotros mismos no contribuimos como tal a esta colaboración, no vamos a poder lograr una buena convivencia y un buen vivir”.

Aunque la Junta de Acción Comunal (JAC) del sector promueve espacios de limpieza en la zona verde como lo es la llamada minga al parque, las personas siguen arrojando basuras.

Lisandro Garzón, fiscal de la JAC del barrio dijo: “Las personas tiran la basura por falta de conocimiento al daño que se le causa al medioambiente; los carros recolectores pasan los días lunes, miércoles y viernes, estamos cansados de decirle a la gente que no tiren los desperdicios, siempre se han implementado mingas y la gente sigue igual; como junta teníamos planeado arreglar la cancha de básquetbol y colocar unos juegos pero ya nos dijeron que ese proyecto no se podía realizar ya que van a tumbar árboles y todo porque tienen planeado realizar una obra del MIO en esa zona verde”.

Al arrojar estos residuos en los espacios públicos se contamina el medioambiente e incluso causa enfermedades perjudiciales para la salud como lo son: infecciones respiratorias, dengue clásico, dengue hemorrágico e incluso ha generado la proliferación de mosquitos.

Otra causa que pondría en riesgo la vida de las personas es cortarse con un vidrio.

Según la enfermera Jaidivy Echeverry “cortarse con un vidrio puede causar tétano, una enfermedad grave que afecta los músculos y los nervios del cuerpo”.

Por lo tanto, es importante que las personas tomen conciencia del daño que causan al medioambiente y a ellos mismos y  no sigan arrojando residuos sólidos en las zonas verdes, porque  son un recurso que  pertenece a todos  y deberían conservarlos de la mejor manera posible.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top