ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Medio Ambiente

Los animales, víctimas silenciosas de la violencia

La reiteración de casos de maltrato animal en el Valle del Cauca ha generado preocupación entre los sectores animalistas y las entidades gubernamentales.

Y es que, desde el mes de septiembre, se han hecho virales 5 casos de maltrato animal en el departamento (Además de aquellos casos que no han salido a la luz). ¿Qué está pasando?

Los animales no se salvan de la violencia. El caso más reciente fue en el sur de Cali, donde se encontró muerta a la icónica babilla del lago de Ciudad Jardín, la cual se había hecho muy conocida a través de las redes sociales.

El veterinario del hogar de paso del Dagma, Eduardo Rueda, revisó el cuerpo de la babilla después de ser hallado. Según lo que observó, la babilla tenía algunas laceraciones. Además, le faltaba la cola completa y una pata. Lo que no se pudo determinar fue si las heridas fueron causadas antes o después de morir.

El animal se encontraba en estado de descomposición, lo que indicaba que llevaba varios días muerto. Otro hallazgo fue el de una bolsa plástica con excrementos de perro en su estómago. Se están adelantando estudios para determinar la causa exacta de la muerte.

Una ciudadana había publicado una foto de la babilla en 2019, denunciando que representaba un peligro para los visitantes y para ella misma, ya que quedaba muy expuesta. Esta denuncia generó presión en los medios, lo cual llevó al traslado de la babilla por parte del Dagma y la Policía Ambiental a un manglar en el Pacífico. La foto publicada fue la siguiente:

Por otra parte, en el mes de octubre se presentó otro caso de maltrato animal en Tuluá. Un militar fue capturado en flagrancia mientras descuartizaba a un perro, al cual no se le encontraron sus órganos sexuales.

Al respecto, el comandante del ejército Eduardo Zapateiro rechazó las acciones del militar, asegurando que “no toleraré actos reprochables e indignos de ningún integrante de la fuerza pública, como el maltrato animal”.

En el mes anterior también se hicieron virales tres casos distintos de maltrato animal en el Valle. El primero fue el 3 de septiembre, en redes sociales comenzó a circular un video que mostraba a un joven torturando una zarigüeya, la cual se encontraba atada a dos estacas de madera. Por supuesto, generó rechazo, pero los casos no se detuvieron ese mes.

El 11 de septiembre, en Buga, se registró un aberrante hecho en el que unos jóvenes obligaron a un perro a consumir droga (Aparentemente 2CB). El video fue publicado en redes sociales, y mostraba a dos jóvenes al interior de una vivienda. Finalmente la policía intervino y se llevó al perro para evitar que estuviera expuesto a más conductas de éste tipo.

Y para cerrar el mes, sucedía un nuevo hecho lamentable, un caballo se desplomaba en las calles de Cali. El animal había sido forzado a cargar grandes pesos sin descanso y estaba deshidratado. La persona responsable fue judicializada por las autoridades.

¿Cómo mitigar esta problemática? Edgar Tascón Robles, director de la fundación Animal Safe, habló con Realidad 360 al respecto.

Según Tascón, en el Valle del Cauca hay aproximadamente 60.000 mascotas domésticas abandonadas (perros y gatos), de los cuales 20.000 estarían en Cali, “están expuestos a garrapatas, anemia, se les dañan los órganos, tienen afectaciones neurológicas y pueden quedar ciegos”.

Lo impactante es que, para él, hay algo peor que les puede pasar a los animales, además de estar abandonados en las calles: “que sean víctimas de las barbaridades de los seres humanos”.

Desde una perspectiva muy realista, Tascón asegura que este problema es imposible de erradicar, “no hay forma de evitarlo, es la naturaleza del ser humano y no la vamos a poder cambiar jamás. El ser humano es el principal depredador que tiene el mundo”.

Para argumentar su posición, expuso el caso de Estados Unidos, donde las leyes en contra del maltrato animal son muy estrictas, sin embargo, se siguen presentando, “tienen las leyes más duras de protección animal y es donde se ven los casos más aberrantes de maltrato. La ley no evita que estos casos se den, no persuade a nadie de dejar de hacer daño”.

También hizo una crítica a la Ley 1774 de 2016, que establece sanciones por violentar animales. Tascón dice que esta Ley no es lo suficientemente dura, ya que abre puertas para que estas conductas sean tratadas como delitos excarcelables.

Cabe resaltar que la Fundación Animal Safe alberga a más de 900 animales de los cuales se ocupa permanentemente. Tascón lleva más de 20 años de su vida dedicado a esta causa, “lo único que se puede hacer son campañas para tratar de que los seres humanos se concienticen. Si no se va a amar a los animales, por lo menos respetarlos”, concluyó Tascón.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top