ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Perfiles

La verdadera vida de Dilan Cruz, el joven muerto en los disturbios

verdaderodilan

Se llamaba Dilan Mauricio Cruz Medina, tenía 18 años y soñaba con graduarse del colegio para  después entrar a estudiar administración de empresas, la carrera que le quitaba el sueño.

Salió de su casa en Bogotá la mañana del 23 de noviembre a marchar por sus derechos, pues sabía que la oportunidad de cursar una carrera universitaria era complejo, la demanda era mucha y las vacantes eran pocas.

Fue un niño rebelde, pues su vida no fue del todo fácil. Asesinaron a su padre cuando él tenía 12 años, su madre presa en Cali por un delito menor, se la pasaba en reformatorios pues era un chico de mala conducta, los problemas que rodeaban su vida no eran menores; él solo quería sacar un buen puntaje en su Icfes, terminar su colegio y acceder a la universidad y así asegurarse un buen futuro.

Los que lo conocieron lo describen como un buen muchacho, un gran amigo, buen estudiante. “Que lo recuerden como un personaje que valió la pena conocer. Me enseñó muchas cosas como superarme cada día más, ser mejor persona y no dejarme caer por las dificultades”, mencionó  José Luis Perales, amigo de Dilan.

Los que no lo conocieron dicen que fue un rebelde, que lo que le pasó no fue por casualidad, que era un niño problema. “Por el prontuario que tiene desde niño no es ninguna ‘perita en dulce’, como lo querían hacer ver en todos los medios”, comentó un presunto oficial de policía, a través de redes sociales.

Lo que sí es cierto es que fue que su voz y sus ilusiones se apagaron el 23 de noviembre debido a una herida en la cabeza, atribuida a un proyectil artesanal disparado por un agente del Esmad, Dilan silenciado al igual que muchas otras personas gracias al odio, a las diferencias políticas, a la intolerancia y a la desigualdad que viene atravesando el país a lo largo del tiempo.

Graduado por su hermana

El 25 de noviembre, horas previas al dictamen final del hospital San Ignacio, su hermana Denis Cruz asistió a la ceremonia de graduación en el Colegio Distrital Ricaurte en lugar de su hermano. Denis recibió el diploma de bachiller de Dilan, ese anhelado cartón que le permitiría continuar con una nueva etapa académica en su vida.

“Queremos que eso que pasó con Dilan no sea para más disturbios, queremos que esto sea un detonante para acabar con la violencia, con todo lo malo que pasa en el país. Pedimos paz. Él luchaba por sus derechos. Como todos, Dilan quiere la paz. Lo único que le pedimos es que oren por él”, expresó Denis mientras recibía la titulación de su hermano.

Horas después se conoció la lamentable noticia, la que nadie quería escuchar. “Con pesar informarnos, que no obstante la atención brindada durante estos días, en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos, Dilan Cruz, en razón a su estado clínico, acaba de fallecer. Nuestros sentimientos solidarios de pésame a su familia y personas cercanas a él”, reportó el Hospital San Ignacio.

En ese momento multitudes de jóvenes asistieron al lugar del siniestro para brindarle un último adiós a su amigo, colega y compañero en el lugar donde fue visto por última vez  sonriente, enérgico y luchando por sus derechos.

La muerte del joven causó revuelo en el país, se convirtió en un símbolo de lucha y motivó a cientos de colombianos a continuar protestando por los derechos de un país que ha vivido la guerra, la desigualdad y la politiquería por muchos años.

Su madre, Yeny Alejandra Medina, desde la cárcel El Buen Pastor en Cali exige al estado y al pueblo colombiano que no lo olviden. “Pido justicia por lo sucedido, y que la muerte de mi hijo no quede en el olvido”, comentó medina, una madre dolida que por sus problemas personales no pude decirle adiós a su hijo y darle un último abrazo.

“Agradezco a todo un país por la solidaridad y el apoyo que nos han brindado. Dios escuche sus oraciones”, recalcó Medina como voz de aliento para los que aún continúan en la lucha de hacer respetar sus derechos en un país gobernado por la élite que ha dejado en el olvido a las clases sociales media baja por muchos años.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top