ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

La incertidumbre de los trabajadores del HUV

Sin duda los trabajadores han sido los principales protagonistas por muchos años del Hospital Universitario del Valle y hoy vuelven a serlo pero por la “masacre laboral” como muchos lo afirman, que hace referencia a los más de 500 despidos a raíz de a decisión de llevar al centro hospitalario a la ley 550.

Ivonne Peña es costurera desde hace 25 años y se encarga de  elaborar todas las prendas del hospital como: mantas, gorros, fundas, cobijas, y hasta  el vestuario quirúrgico que utilizan los pacientes internos. “El director del hospital habló de una restructuración para salvar el hospital de la liquidación por la crisis económica en la que se encuentra, siempre nos mencionó que se estaban haciendo muchos esfuerzos para ponerse al día con nuestros salarios”

Desde la semana pasada el director del hospital, Juan Carlos Corrales, dijo que las áreas del personal oficial debían desaparecer, que esa era la manera de salvarlo, afirma Ivonne. Sin embargo,  muchos piensan que  la forma no fue la correcta “trabajadores que llevamos tantos años sirviendo con amor al hospital y ni siquiera se comunican con nosotros, solo aparecemos en una lista donde dice que ya no somos funcionarios y nos dicen que firmemos para que nos liquiden”  dice ella.

El área de seguridad fue otra víctima del despido. Ricardo Núñez, quien ha trabajado en la vigilancia del hospital desde hace 20 años, afirma que es muy difícil ver y entender cómo despiden a personas que han servido por tanto tiempo, además  “estos despidos que no han sido de forma voluntaria, han sido bajo mentiras. Es muy triste ver compañeros que no saben qué hacer cuando llegan y hablan de sus hijos y familia.” afirma Ricardo.

La ley 550 aprobada por la Superintendencia Nacional de Salud, ha sido para muchos la causa de la violación de derecho al trabajo en varios aspectos. Según Jorge Rodríguez, presidente del sindicato SINTRAHOSPICLINICAS, la medida se trató de  un despido irregular, ya que viola todas las normas nacionales e internacionales y  tratados de libertad de asociaciones sindicalistas. “se viola los parámetros que la Constitución nos brinda como trabajadores, por ejemplo, despidieron a trabajadores con estabilidad laboral reforzada, madres y padres cabeza de hogar, trabajadores con enfermedades laborales, y  nos despidieron a los trabajadores sindicales que tenemos fuero”

Añade que el despido masivo de trabajadores formales, fortalece la contratación de personal por agremiación, es decir,  que esta medida favorece la intermediación, que obliga a  desaparecer la formalidad.

José Julián Narváez, quien pertenece a la dirección técnica de mantenimiento mecánica del hospital, afirma que él nunca renunció como lo afirmaba la dirección. También reiteró que lo despidieron injustamente, ya que tiene una limitación física en la cadera “en el supuesto estudio técnico que hicieron no me tuvieron en cuenta, echaron madres cabeza de familia y a personas como yo, sin importarles nada”

Desde esta perspectiva, los trabajadores piensan que la tercerización laboral es uno de los  fines de la ley 550 en el hospital. El HUV pasaría de contratar a trabajadores formalmente para vincular otros empleados  a través de terceros.

El hospital, al estar incluido en la ley de quiebras  no tiene recursos, sino compromisos de índole financiero. Esto además de darle la posibilidad de reestructurar el personal, que termina con 957 plazas formales de trabajo,  le brinda el  poder a un sector para que tome decisiones de trabajo de más de 547 familias, así lo afirma un trabajador del HUV, que por motivos de seguridad no reveló su nombre.

Otra historia es la de Héctor Fabio Osorio, directivo sindical y  trabajador oficial desde hace 23 años del  banco de sangre del HUV, quien  asegura que el Hospital Universitario como muchos hospitales públicos de Colombia entran en vigencia con la ley 550 para desconocerles  deudas que el sistema de salud tiene con estas entidades públicas “La ley de quiebras pone al borde de la liquidación al hospital si no se cumple con una sola responsabilidad.  Así se tapa toda la corrupción que han hecho con la salud de los colombianos. La salud es un derecho y no un negocio”.

Nilson Asprilla y Gilberto Gamboa quienes pertenecían al área de seguridad del hospital también fueron despedidos, después de trabajar por 20 años. “de este trabajo depende toda mi familia, y el hospital es muy importante para la ciudad, porque es de los pocos nivel 3” afirma Nilson.

Y es que todas las áreas del hospital han sido afectadas, Aida Mosquera es una madre de hogar de tres niños, quien trabajaba para el laboratorio clínico desde hace 11 años. La situación es crítica para esta mujer, pues afirma que es el único ingreso que tenía para la alimentación, educación y sustento diario de sus hijos “nosotros antes que nada somos seres humanos, y de la forma que nos sacaron no fue la adecuada, simplemente al otro día me di cuenta que no trabajaba en el hospital. Esta no es la forma de salvar al hospital”.

Así, son cientas las historias de trabajadores del HUV, empleados que llevan desde 1 año, hasta 30 años de vinculación  con este hospital público. Pasaron de tener un trabajo formal y estable, a un tener un  futuro incierto.

Contexto del HUV

El Hospital Universitario del Valle (HUV) es sin duda uno de los más importantes en todo el suroccidente colombiano. Desde el  año 1956 cuando abrió sus puertas a la comunidad, se convirtió en el sitio  de consulta de muchos de los habitantes de Nariño, Cauca y Chocó.

Durante las últimas semanas, el hospital ha vivido la peor crisis de toda su historia con el despido masivo de más de 547 trabajadores, una crisis económica, que según los trabajadores y directivos sindicales ha sido causa del mal manejo del sistema de salud, que está llevando al borde  la liquidación al HUV.

En este orden de ideas, el Hospital Universitario entra en vigencia de la ley 550, ley que la Gobernación, con respaldo de la Súper Intendencia de Salud,  ha planteado como  una salida para salvar el HUV. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la Gobernación afirmó que bajo ninguna circunstancia se iba a permitir la liquidación de ningún hospital público del Valle del Cauca.

Ante este panorama, el futuro del HUV es incierto, pues los trabajadores están luchando hasta las últimas instancias para que su derecho al trabajo no sea vulnerado.  Según declaraciones de los trabajadores del HUV, la dirección del hospital, les mencionó  que un estudio técnico determinó que había exceso de oferta laboral y debían suprimir cargos no misionales como lavandería, costurería, imprenta, mantenimiento, alimentación y vigilancia, entre otros para salvar el hospital.

Fotos: https://goo.gl/j0xOY2

Vídeo: https://goo.gl/H1dSWS


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top