ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

La fitness de 19 años y 100 mil seguidores

Son las 4 de la tarde en Palmira. El día está nublado y se escucha un silbido, que es el sonido del viento que sopla con fuerza en el barrio Caicelandia. Allí está Daniela Calero, de 19 años y estudiante de Nutrición y Dietética de la Escuela Nacional del Deporte, quien a través de redes sociales ha logrado influenciar a muchas personas con su nuevo estilo de vida: el fitness.

“Todo comenzó hace un año”, dice Daniela, con una sonrisa en su rostro que resalta las pequeñas pecas que adornan sus mejillas. “Empecé a ir al gimnasio y quise probar entrando a un grupo de fisicoculturismo de la universidad, donde comenzó la pasión por esta disciplina”, recuerda.

Años atrás, Daniela no se sentía a gusto con su apariencia física, a pesar que practicaba ejercicio, por medio de la danza. Su mente y autoestima le jugaban una mala pasada llevándola a dejar de comer y afectando su salud, uno de los problemas que a diario se ve en una sociedad tan marcada por los estereotipos de cuerpos perfectos.

Fue a través de la ayuda psicológica que pudo salir de este problema y esto cambio su manera de pensar, entendió que para lograr sentirse mejor consigo misma no era necesario maltratar su cuerpo con un cuidado equivocado, sino utilizar toda la fuerza y tenacidad en un nuevo estilo de vida, uno más saludable.

De ahí en adelante comenzaría algo nuevo en ella, ese lugar lleno de máquinas, de cuerpos sudados que se mueven al ritmo de ‘Summer’, de Calvin Harris, se convertiría en uno de sus favoritos.

Su entreno y constancia la llevaría a obtener el primer lugar en su primer concurso de fisicoculturismo en la categoría de Bikini Fitness, de ahí en adelante empezaría a desempeñarse entre los tres primeros puestos de sus otras competencias. Su participación más reciente fue en el Campeonato Sudamericano ‘Míster Olympia’, en Medellín, donde no clasificó pero, según comenta: “ha sido una de las mejores experiencias hasta ahora, llena de aprendizaje”. Cada vez que habla refleja en sus ojos una chispa llamada felicidad.

Un día en la vida de Daniela comienza a las 5:30 de la mañana, organizando las dos maletas que no le pueden faltar. En la primera lleva su lonchera que contiene cuatro de las seis comidas diarias, basadas en su actividad física y peso corporal, que incluyen carbohidratos desde avena, arroz integral y maduro hasta proteínas como pechuga de pollo y carne.

Suele entrenar casi tres horas, según la temporada en la que se encuentre, ya sea en competencia o no, con rutinas basadas en repeticiones para el fortalecimiento de espalda, bíceps, tríceps y abdominales. Después de entreno se dirige a la universidad donde se capacita para llegar a cumplir su sueño, el de ser una de las mejores nutricionistas a nivel del Valle, asesorando a las personas para que adquieran hábitos alimenticios correctos combinados con el ejercicio para mantener una mejor salud.

Busca impactar la vida de las personas a través de su ejemplo cargado de esfuerzo. Finalmente, cuenta que en el mes de junio comenzará con las asesorías, el primer escalón del peldaño de su sueño.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top