ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Informe Especial

Inquietudes en Cali porque los subsidios a la nómina no llegarán a todos los negocios

La aparición del coronavirus y la obligada cuarentena para salvar vidas llevó al mismo tiempo al cierre temporal de pequeñas, medianas y grandes empresas en todo el mundo y Colombia no fue la excepción. Entre las medidas asumidas por el Gobierno Nacional para aliviar la situación se encuentra el ‘Programa de apoyo al empleo formal’ (PAEF), el problema, para algunos empresarios, es cómo acceder a él.

“Nosotros cerramos un tiempo por la situación de la pandemia, mis trabajadoras tienen alrededor de 52 y 57 años; algunas, con enfermedad de base, por eso preferí darle prioridad al tema y cerrarlo unas semanas. Fueron días en los que no se recibió mercancía para confeccionar y solo les pagué una parte del sueldo del mes ante pasado, de los días que habían trabajado”, cuenta Miriam Andrea Echeverry, quien tiene un pequeño taller ubicado al norte de Cali y emplea a 4 amas de casa.

El pasado 11 de mayo reabrió el taller, pero no ha sido fácil, dos de sus empleadas no van a trabajar porque no tienen dinero para desplazarse desde sus casas.

Para las empresas que han visto reducir sus ingresos por efectos de la pandemia, el Gobierno Nacional ofrece un aporte monetario mensual, hasta por tres veces, para que puedan pagar la nómina de sus empleados.

Miriam Andrea Echeverry es persona natural.

“Para acceder al subsidio tengo que tener una cuenta bancaria que represente pérdidas y no cuento con ese requisito, por ahora, estoy trabajando únicamente con 2 personas que me representan un gasto menor y estoy buscando la manera de confeccionar algunos artículos para el hogar y ponerlos en venta, así puedo obtener ingresos extras”, explica Echeverry, quien sabe del subsidio, pero para aplicar a él, es necesario tener una cuenta bancaria donde constate la pérdida de alrededor del 20 por ciento de sus ingresos respecto al mismo mes del año pasado.

El subsidio de nómina aplicaría, en un inicio, a los empleadores que se hayan constituido como personas jurídicas.

“El concepto de persona natural no pudimos definirlo para cobijar las empresas que mencionan. Entiendo la crítica y la estamos trabajando”, dijo en su momento el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Sin embargo, el pasado 13 de mayo el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, anunció que el Gobierno lo extenderá a las empresas, o empleadores registrados como personas naturales, siempre y cuando tengan tres, o más empleados.

“Hay muchas personas naturales que se dedican a actividades comerciales, es decir, que tienen empresas, pero nunca se constituyeron como personas jurídicas, sino naturales. Llegamos a la conclusión de incluir a personas naturales que tengan más de tres empleados”, aclaró el funcionario.

“Tres es el número indicado para decir que tenemos empresa”, agregó Londoño, quien insistió en que este subsidio busca proteger el empleo formal, es decir, unidades de negocio que generan empleo para terceros.

 El Programa busca subsidiar el 40 % de un salario mínimo legal mensual vigente ($ 350.000) de los trabajadores de empresas que hayan tenido una disminución, al menos, del 20 % en su facturación de abril de 2020, frente al mismo mes de 2019.

La empresa debe contar con una cuenta bancaria en una entidad vigilada por la Superintendencia Financiera y debe demostrar una pérdida del 20 %, o más de sus ingresos, según certificación firmada por el representante legal y el revisor fiscal, o por el contador público, en caso de que la empresa no esté obligada a tener revisor fiscal.

A partir de hoy empezarán a verse esos aportes con los que el Gobierno proyecta salvar cerca de 6 millones de empleos.

De acuerdo con el Decreto 639 del 8 de mayo pasado, el beneficio cobija a todas aquellas empresas creadas antes del primero de enero de 2020 y cuyo registro mercantil fue renovado el año pasado; además, aclara que el subsidio es inembargable.

Yeimy Paola Navia tiene un salón de belleza en la comuna 5 de Cali, uno de los negocios que, a nivel a nacional, aún permanecen cerrados.

“Los salones de belleza fueron uno de los negocios en cerrar primero para evitar aglomeración de personas, por eso nos tocó empezar hacer domicilios para sostener las ganancias”, cuenta Navia, quien emplea a 3 personas.

Desde que se extendió, por segunda vez, la cuarentena nacional decidió empezar a agendar citas a domicilio para solventar la crisis.

Ella estaba lista para realizar los trámites y aplicar al subsidio, pero no cumple con los requisitos: su negocio lo creó en febrero pasado.

“Mi esposo y yo íbamos a realizar los trámites para subsidiar a las trabajadoras, pero no cumplo con ese requisito, por eso nos tocó reinventarnos y empezar a brindar el servicio a domicilio”, comenta.

Para quienes cumplen con todos los requisitos, el primer giro para los empleadores registrados se hará en la última semana del mes y el próximo lunes 18 de mayo se publicará el formulario.

Según el economista José Antonio Ocampo, el apoyo para las familias durante la primera emergencia económica fue de $ 1,3 billones, es decir, menos del 5 % de los recursos de la emergencia, lo que calificó como muy pequeña para el tamaño de la crisis. El Gobierno Nacional ha cuantificado los costos de esta pandemia en unos $30 billones.

Fotografía tomadas de: Pixabay banco de imágenes

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top