ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Informe Exclusivo. ‘PIRATERÍA’: Un mal silencioso que ataca el sur de Cali

El sur de Cali tiene seis ‘terminales piratas’ que generan más de $16 millones de pesos diarios y cerca de $390 millones al mes. Estas terminales, sin control estricto, se ubican en la Calle Quinta, la Avenida Simón Bolívar, la Carrera 100 y la Calle 16.

Son casi 500 vehículos –entre carros y vans- que prestan el servicio de transporte de forma ilegal. Es decir, ese número es casi el 30% de la flota del MIO en operación. Un servicio que prestan entre las 5.30 y 2.00 de la mañana, casi 21 horas, que ningún transporte público presta. Y es efectivo: rápido y económico.

El ‘terminal’ más productivo es el que hay detrás de Jardín Plaza, frente a Coca Cola, que genera tres millón de pesos en horas pico (entre 5.00 y 7.00 de la noche) y pueden trabajar hasta 80 vehículos cuya tarifa para acceder a trabajar es de $50 mil pesos semanales. Un líder que accedió a hablar dijo administrar 41 vehículos lo que presenta semanalmente más de 8 millones de pesos y casi 100 millones al año.

Solo una ‘terminal’ puede movilizar entre 350 y 400 personas diarias, lo que podría hablarse de más de 21 mil personas al mes. Sin embargo, persisten otros problemas: la congestión vehicular que generan, se suman al caos de movilidad que a toda hora presenta el sur, las denuncias por robos, incluso, se han presentado violaciones, mientras la accidentalidad de este año –entre enero y octubre- han ocurrido 12.377 accidentes.

Tránsito Municipal dice que este año han inmovilizado 2.600 carros por prestar el servicio de transporte informal, con un incremento del 30% en operativos. Este es el panorama de los ‘terminales piratas’ del sur de Cali que se incrementó hace 7 años cuando el transporte público (buses) comenzó a desaparecer.

Las ‘terminales piratas’

Buitrera (Calle 5 con Cra 100)

Este terminar mueve más de 3 millones de pesos diarios y cerca de 25 carros por día. El pasaje cuesta $1.400 pesos y el vehículo solo inicia su recorrido con 4 pasajeros. Cada carro recauda $5.600 pesos por viaje y el terminal puede ganar hasta $140 mil pesos en una hora.

Meléndez (Calle 5 con carrera 94)

Este terminal maneja aproximadamente 11 carros y puede llegar a recaudar hasta 3 millones de pesos diarios. El pasaje cuesta $ 2.800 pesos y cada vehículo gana por viaje $11.200 pesos. El terminal puede recaudar hasta $130 mil pesos por hora. Además de ser muy concurrido por ‘motor ratones’.

 Premier (Carrera 70 con Calle 5)

Este es el terminal más pequeño y mayormente concurrido por ‘motoratones’. Puede recaudar hasta un millón de pesos por día y $41 mil pesos por hora. Cuenta con cerca de 9 carros y la cuota mínima del viaje es $4.600 pesos.

 Jardín plaza (Calle 16 con Cra 100)

Es uno de los terminales más grandes. Cuenta con más de 82 carros y puede recaudar hasta un millón de pesos en horas pico (5.00 a 6.00 pm). El pasaje cuesta $2 mil pesos y cada carro recibe por viaje entre $10 mil a $12 mil pesos.

 La 14- Coca Cola (Calle 25 con Cra 98b)

Este es el terminal más grande y concurrido. Maneja más de 69 carros, 3 Vans y 5 Busetas con capacidad desde 6 hasta 60 personas. El pasaje cuesta $2 mil pesos y en horas pico (5.00 a 7.00 pm) se puede llegar a recaudar más de tres millones de pesos.

Origen del transporte informal (Entrevista):

Janeth Pérez, Asistente administrativo y financiero de Blanco y Negro Masivo.

-¿Cómo llegó el transporte informal a Cali?

El transporte informal llega por la mala implementación del masivo. El 31 de diciembre se dio la orden de salida del transporte urbano, el primero de enero entra a funcionar el masivo.

El MIO no tiene todas las rutas y los buses que tenía el transporte urbano. Se demora en funcionar e implementar las rutas más importantes. Las personas empezaron a buscar nuevas alternativas de transporte.

-¿Qué ocurrió con los conductores del transporte urbano?

Muchas personas quedaron desempleadas. No todos los conductores del transporte urbano son operadores masivos. Algunos no lo quisieron porque el salario de los operadores es de $750 mil pesos mensuales, en cambio los conductores de transporte urbano podían ganar más de $100 mil pesos diarios.

-¿Cuáles fueron las alternativas de transporte que encontraron?

Las personas que podían adquirir un crédito compraron moto. Por eso el aumento de ‘motoratones’. Otros compraron los llamados carros ‘piratas’ y empezaron a hacer las rutas que ellos tenían en los buses.  Algunos que no se quisieron endeudar empezaron agremiarse en los grupos de taxis dividiéndose el dinero de un carro.

-¿Cómo afecta en términos económicos el transporte ilegal al masivo?

El transporte Masivo puede llegar a perder hasta $ 150 millones en un mes. A los operadores les pagan un valor por kilómetros recorrido.  El MIO estaba proyectado para hacer más de 500 mil kilómetros en el mes, y en este momento está haciendo la mitad.  Esto significa menos dinero e ingresos. La mitad de la población está utilizando el transporte informal o tienen transporte propio.

La proyección del masivo se mide en kilómetros recorridos por operador. El masivo tiene cuatro operadores (Los operadores son los dueño de los buses de MetroCali) Los dos operadores más grandes son GitMasivo y Blanco y negro masivo.

Así se ‘piratea’

Para entrar al gremio del transporte informal se debe pagar un cupo de $100 mil pesos al líder del ‘terminalito’. Ese dinero incluye comunicación de una semana (Avantel y cargador) y el reconocimiento en el grupo, esto evita problemas con otros integrantes.

En la segunda semana se deben pagar $50 mil pesos por derechos de comunicación y se recarga el ‘avantel’ con $5 mil o $10 mil pesos, como un celular.

“Si los llegan a agarrar me llaman por el Avantel o me llaman al celular.  Me dan el número del agente (que está en la espalda). Si no logran comprarlo, lo único que puedo hacer es que la multa la rebajen hasta un 50% por papeles o por piratería. Pero deben tratar de llegar a buenos términos con el agente para que no los multen”, cuenta Carlos, el líder de uno de los terminales.

Los gremios cuentan con operadoras encargadas del manejo interno de la industria. Ellas informan de la congestión de las carreteras y de los operativos del tránsito. “Las operadoras manejan el radio y están ubicadas en sitios donde nosotros manejamos la ruta. Ellas nos informan donde hay guardas, grúas parqueadas u operativos estáticos. Si vemos que en la esquina hay uno o varios agentes de tránsito se reportan en el avantel que hay un ‘115’ (un guarda). Así nos damos cuenta”, expresa Andrés, un pirata.

“Si el carro llega a caer en un operativo, no puedo hacer nada. Solo puedo informar horas o minutos antes de que se formen. Esta información nos la brindan agentes y policías que están untados en la melcocha”, añade Carlos.

El líder de este grupo maneja 41 carros. Semanal recibe $8`200.000 pesos por la cuota que cada carro debe pagar por derechos de comunicación. Sus ingresos anuales son de $98, 400,000 pesos.

 Historias de usuarios

 Oscar Ramírez, Trabajador de Arturo Calle

“Hace 2 semanas el pirata en el que iba se chocó. Yo iba adelante y no tenía cinturón. Me disloqué un hueso. Lo poco que supe del conductor era que no tenía los papeles al día, tenía multas pendientes y licencia vencida. El carro se lo llevaron a los patios, así que me toco decir en la EPS que me caí, porque no me atendían por no tener un parte de tránsito. Hoy ando con una férula”.

Sonia Martínez, vendedora ambulante en Jardín Plaza.

“Los muchachos me recogen y me llevan hasta mi casa. Me ayudan con las cositas, y no me cobran muy caro. Me les gané el cariño y yo un ahorro, porque andando con estos corotos en taxi mi negocio hubiera quebrado”.

Ofelia Mejía, transeúnte.

“Algunos carros son muy incómodos, pequeños y montan hasta 5 pasajeros en un carro. Algunos conductores son groseros. Se enojan cuando uno no tiene sencillo y en algunas ocasiones abusan en el valor del pasaje. Pero me monto porque no me demoro tanto para llegar a mi casa luego de trabajar”.

Nilson Carrillo, Trabajador de Arturo Calle

“Los piratas son vacanos, hasta que los cogen los guardas de tránsito y uno se ve obligado a bajarse en medio del camino y robado. Porque ellos no devuelven el pasaje, por eso es mejor pagarles cuando uno llegue a su destino”.

Yulieth Rincón, empleada de Royal Films- Jardín Plaza

“Vivo por la Ciudad de Cali y en esta zona anda mucho pirata. Entro a las 2 a mi trabajo y puedo salir 30 min antes y llegar a tiempo. La rapidez de los piratas y la eficiencia nos saca de líos”

Diana Robay, empleada de Royal Films- Jardín Plaza

“Me transporto en pirata solo en las noches que salgo después de las 11 de trabajar. No alcanzo abordar el MIO porque la estación se encuentra cerrada”.

¿Qué dice el transito?

Este año se han movilizado 2.600 vehículos de transporte informal y se han incrementado en un 30% los operativos.

Los operativos se hacen periódicamente, se pueden hacer todos los días con el acompañamiento de la policía. Las redadas van acompañadas de medidas preventivas para los servidores. Garantizando el cumplimiento de la ley 769 del 2002.

“Se tienen muchas versiones de la corrupción dentro del tránsito, pero no se puede hablar concretamente de algo. Si bien los 500 agente no son unos santos, si se indaga, no hay una persona que denuncie. Podemos trabajar con hechos que se puedan probar”, dijo Zúñiga Caicedo Nicomedes, Supervisor y comandante de tránsito.

Hay entidades de transporte intermunicipal que prestan sus servicios de manera ilegal dentro de la ciudad. “la reglamentación para ellos dice que directamente deben de salir de la terminales de trasporte de origen y destino. Nos hace falta más control, porque ellos legalmente no deberían estar parando en el perímetro urbano.  No obstante, no es solo un control por parte del tránsito, sino de varias entidades para poder darle una mejor organización al tema”, cerró el comandante de tránsito.

 Industria pirata: Cuantos mueve

El líder más poderoso de la industria pirata es alias “Maelo”. “Maelo maneja más de 330 carros. La red de comunicación es impresionante, son más de 300 móviles (avanteles) informando por las operadoras o por los mismos carros. Ellos avisan que anda un guarda por ahí y a la primera sospecha, todos los carros están alertas y evitan ser cogidos”.  Cuenta Andrés Beltrán* alias “el paisa”

La tarifa de Maelo es la más económica del mercado, dependiendo del vehículo se paga semanal hasta $20 mil pesos. “Lo malo es que si se trabaja con él y los guardas lo reconocen no se puede negociar, ni intentar comprar al guarda. Sin mediar palabra van llamando la grúa” dijo Orlando Rodríguez *Alias “Pastuso”.

Congestión, inseguridad y accesibilidad.

La gran cantidad de vehículos piratas que opera en el sur de la ciudad aporta a la congestión vehicular, hacen que el sur se vuelva intransitable o colapse en ocasiones. Son más de 500 carros, solo en el sur, estacionados en espacio público o realizando paradas aleatorias para recoger pasajeros. Se han inmovilizado alrededor de 7000 vehículos desde el año 2014 hasta el 2016.

Por la avenida Simón Bolívar pasan buses tradicionales, transporte masivo, carros particulares, motos, taxis, bicicletas, camiones, tracto mulas, volquetas, buses intermunicipales, buses escolares, y a este conjunto de transportes se le suman los vehículos piratas.

Los conductores de vehículos informales no ofrecen seguridad a sus usuarios. Son muy pocos los conductores que exigen colocarse el cinturón de seguridad. A esto se le suma la sobrecarga de pasajeros que se ve en horas pico, la falta de SOAT y el tecno mecánico, siendo un riesgo para la vida del conductor y de los demás pasajeros.

Se han presentado múltiples casos de robos y hasta violaciones por parte del gremio pirata. “No es la primera vez que pasa. Ha habido casos de niñas violadas que les toca trabajar hasta tarde y usan el pirata como último recurso. A una compañera de Studio F la violaron. Ella fue la última en el viaje y el conductor se desvió. Él le dijo: “Te iba solo a robar pero diste papaya” y la dejo tirada por Jamundí. Ella no volvió a trabajar y puso la denuncia, pero no pasó nada. Dentro del gremio se acolitan todos estos casos, porque es una mafia”, Natalia Bermúdez* empleada de Studio F

La piratería en Cali se incrementó en diferentes puntos estratégicos de la ciudad. Actualmente conseguir un pirata es cuestión de salir a la esquina o caminar unas cuantas cuadras, más que todo en los sectores populares.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top