ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Informe Especial

Informe Especial: Lo que ha significado el terrorismo en Colombia

La historia del terrorismo en Colombia empezó en 1958 y hasta el día de hoy no ha cesado. Este hecho ha dejado, aproximadamente, unas 220.000 víctimas, según el Centro Nacional de Memoria Histórica (CMH). La razón de estos actos ha sido amedrentar a los sectores políticos y a la población en general.

“El terrorismo más común que se ha utilizado en Colombia ha sido el de alto impacto, que es poner bombas en diferentes lugares, eso tampoco excluye las otras maneras de terrorismo que son aplicados por los dos sectores ideológicos, en los que se intimidan a las personas por medio de otras herramientas de cohesión, para que no expresen sus ideas”, anota el politólogo John Freddy Bustos.

Los protagonistas de estos hechos han sido grupos al margen de la ley como guerrilleros –Las Farc, ELN, EPL – que siempre han reclamado ideales que, según ellos, el Estado les niega o luchan en contra de situaciones que no son de su agrado, según su misión y visión.

Sin embargo, a través del tiempo han reclamado eso, a través secuestros, asesinatos selectivos, ataques contra bienes civiles, el pillaje, atentados terroristas, amenazas, reclutamiento ilícito y el desplazamiento forzado selectivo. Además afectaron a la población civil como efecto colateral de los ataques a los centros urbanos, y de las siembras masivas e indiscriminadas de minas antipersonal, según el CMH.

Además, han nacido otros grupos armados ilegales de extrema derecha -paramilitares o autodefensas- que también han sido parte del terrorismo que ha vivido Colombia durante años, estructuraron e implementaron un repertorio de violencia basado en los asesinatos selectivos, las masacres, las desapariciones forzadas, las torturas y la sevicia, las amenazas, los desplazamientos forzados masivos, los bloqueos económicos y la violencia sexual, según CMH.

Colombia, el de mayor ataque en latinoamérica

El reporte del Índice Global de Terrorismo 2018 expone que Colombia fue el país con el mayor número de ataques terroristas en Latinoamérica.

En 2017 se firmó un Acuerdo de Paz entre el gobierno colombiano y las Farc, donde acordaron una serie de puntos que beneficiaron al país, a las víctimas y a ellos mismos pues fueron reinsertados a la sociedad.

Las víctimas y los demás colombianos se han unido en contra de estos hechos que han marcado significantemente la historia del país, con movilizaciones, plantones, huelgas, entre otros, con tal de no permitir que esto siga pasando.

“Gracias al acuerdo de paz, logré volver a mi pueblo junto con mi familia, ahora vivimos en tranquilidad porque la ayuda que nos ha brindado el programa de reconstrucción de las víctimas hemos podido volver a la normalidad y dejar el miedo atrás”, Jairo Carmona, desplazado del Chocó.

El último ataque terrorista que vivió en el país fue un carrobomba en la Escuela de Policía General Santander de Bogotá, donde hubo 20 cadetes fallecidos y 68 más resultaron heridos. Este atentado estuvo a cargo del grupo guerrillero ELN, uno de los autores materiales del hecho fue capturado, Ricardo Andrés Carvajal, al que se le imputaron cargos de terrorismo y homicidio agravado, mientras el otro autor material José Aldemar Rojas se inmoló en el atentado, según declaración de la Fiscalía.

“Realmente no todos los actos terroristas están importando, solo importan aquellos que golpean a cierto tipo de instituciones, en el corazón de Colombia y eso lo saben perfectamente los terroristas que se encargando de cometer estos actos, agrega el politólogo Bustos.

El académico menciona que para estos grupos organizados generar caos y zozobra tienen que golpear en Bogotá, por eso en esta ciudad los atentados terroristas no ha desaparecido, pues sigue siendo punto estratégico, porque ahí se llama la atención de los medios, la solidaridad de países extranjeros y hace un llamado de atención fuerte.

Para la historia de Colombia, vivir más de medio siglo en guerra y azotado por el terrorismo, ha significado vivir gobernados con miedo, debemos seguir adelante y unirnos en una voz para hacerle un rechazo a esto.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top