ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Informe Especial

Informe especial: Balas perdidas que matan sueños

Las balas perdidas son flagelo que ha cobrado vidas inocentes alrededor de Colombia, pero en Cali y Medellín se ha sentido de una manera más fuerte pues son ciudades donde sus índices de violencia no merman notablemente, según estudio de Ministerio de Defensa.

Se debe resaltar que, una bala perdida es un proyectil por arma de fuego disparado intencionalmente, que ocasiona heridas o la muerte a una persona que no es el objetivo, según el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos.

El balance de esta problemática en 2018 fue de 170 personas muertas alrededor del país, según Crac. En la ciudad de Cali fueron 22 las víctimas durante 2018, según el Observatorio de Seguridad y Justicia de Cali.

La Policía Nacional reveló que en lo que ha corrido de este año han sido 19 las víctimas por balas perdidas, en Cali, Medellín y Sucre.

Un estudio del Ministerio de Defensa reveló que el 46 % de los afectados son menores de edad.

En lo que ha corrido de este año han ocurrido sucesos que han marcado el corazón de los colombianos, el primero fue de una bebé de 11 meses en Cali, una adolescente en Floridablanca y la semana pasada el ‘youtuber’, influenciador y cantante Fabio Legarda.

La mayoría de los colombianos se han conmovido y le quieren hacer un pare a la violencia que a diario acaba no solo con la vida de las personas, sino con los sueños y propósitos que cada uno tiene.

“No es posible que a diario mueran sueños de personas inocentes, a causa de las manos de la violencia, de personas que deberían estar tras las rejas, porque los agarran y los sueltan con argumentos de poco valor, esa es la justicia que se vive en este país, por eso estamos como estamos”, expresó Wíllmar Bonilla, ciudadano.

Los organismos de seguridad de Cali quieren tomar medidas contra esto, pues las personas no se sienten seguras ni saliendo a lugares cercanos a su domicilio. Las comunas más afectadas por este flagelo son: 6, 8, 9, 11, 13, 14, 15, 16, 20, 21, según el Observatorio de Seguridad y Justicia de Cali.

En una entrevista que Realidad 360 tuvo con el Secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Andrés Villamizar, afirmó que: “se está trabajando de la mano con trabajo social, Policía, Ejercito y Fiscalía para prevenir la violencia y generar oportunidades de resocialización y trabajo para los jóvenes. Es precisamente en esas comunas y puntos priorizados en los que nos hemos concentrado para la reducción de homicidios”.

Marcela y su ‘amor eterno’

Llevaba una vida feliz, “humilde, como ella la llama, pero era armoniosa en la compañía de su esposo Nicolás, con el que llevaba 2 años de casados y 7 años de novios; estaban haciendo los planes para colocar un negocio de comidas rápidas, con el que tenían mucha ilusión y grandes sueños por cumplirse. El padre de su compañero les iba a hacer el préstamo para iniciar.

Una tarde su esposo salió a comprar dos panes hawaianos con gaseosa, para sus medias tardes, pero el estallido de más de cinco disparos y motos a toda velocidad colocaron en zozobra a los habitantes del barrio Petecuy 2.

Las vecinas corrieron a la puerta de la casa donde vive Marcela, y le gritaban “es Nicolás, es Nicolás, está tirado en la panadería”.

El compañero de Marcela había quedado en medio de un tiroteo de dos bandas del sector, junto a 5 cuerpos más, el desolador sol de las 3:00 de la tarde alumbraba sobre el cuerpo de Nicolás, mientras ella lloraba a gritos, pero a la vez se sentía muda; su caso quedó impune pues nunca se abrió una investigación.

“Mi hermano quería ser chef”

Milena Chávez, madre soltera de Camila de 26 años, y Óscar David de 17, le había tocado duro en la vida, pero siempre había hecho hasta lo imposible por hacer felices a sus dos hijos, residían en el barrio San Luis. Camila estudia ciencias administrativas en el Sena y Óscar estudiaba para ser panadero en la misma institución que su hermana.

Su madre recuerda: “A mi muchacho no le gustaban las fiestas, le gustaba estar leyendo sus libros de repostería o mirando de esos videos de internet donde preparan comidas y esos concursos que corren de un lado a otro para ver quién termina primero”.

“El día que decidió salir a una fiesta, aquí a la vuelta de la casa, me lo mataron, por pegarle un tiro a otro me lo mataron a mi muchacho inocente”, agregó.

Un viernes en la noche mientras su madre descansaba después de un largo día de trabajo, su hijo menor le dijo que iba a ir una fiesta de una compañera del colegio, que tenía ganas de “pasarla bien”, como Milena lo menciona, para llegar donde su amiga Óscar debía pasar por una mal llamada ‘frontera invisible’, mientras la cruzaba dos bandas se encontraban peleando a gritos, empezó el cruce de balas y el joven no tuvo escapatoria.

“Yo puse el denuncio, casi me arrodillo allá en la Fiscalía pidiendo que la muerte de mi bebé no quedara impune, pero así se quedó sin respuesta alguna, porque el hijo del pobre no importa”, expresó Milena.

Una situación a la que se le debe hacer frente

En días pasados el primer mandatario de Colombia se retractó de una idea que parecía imposible para los colombianos que era el porte legal de armas para los civiles.

Duque expresó: “Queda claro en esa directiva que es una circunstancia excepcionalísima y que va a tener los más altos estándares, que ya no vamos a tener esa discrecionalidad que en muchos casos se prestó para corrupción, que tendremos unos comités de seguimiento, que se revisarán todos los antecedentes penales, que tendrá que haber una restricción muy clara en todo el material probatorio”.

A la opinión pública le ha llegado al corazón estos hechos, pues la violencia es algo que aqueja al país, en Twitter la etiqueta #LasArmasSonParaDejarlas  está siendo impulsado por el senador Antanas Mockus, quien en un trino escribió “Civiles con armas, un paso atrás”.

Además de personas del común se han unido para hacer campañas mediante etiquetas en Twitter como #NoMasBalasPerdidas, #MasSueñosMenosBalas, con las que hacen un rechazo rotundo a la violencia.

Desde fundaciones que luchan por sacar a jóvenes de la drogadicción, corregir conducta entre otras actividades, se ha visto el apoyo a esta problemática.

Jhon Freddy Cardona, miembro del movimiento Sembrando Esperanza, comentó: “Estamos en la construcción de una estrategia gratuita, para que los jóvenes que se sientan desorientados y necesiten tomar una decisión sólida para su futuro, con sicólogas, siquiatras y todo un equipo de especialistas haremos talleres en zonas vulnerables de la ciudad totalmente gratis”.

Fabio Legarda, el padre del cantante ‘Legarda’ que desafortunadamente perdió la vida a causa de una bala perdida, anunció la creación de una fundación para nuevos talentos jóvenes que quieran emprender en el mundo de la música y demás proyectos. El padre dijo: “Legarda nos dejó un álbum, este será el próximo estreno. Nace Legarda Music Récords, el Team apoyará Nuevos Talentos”.

Colombia solo quiere justicia y que la violencia deje de existir, lo único que se necesita en el país es paz, respeto, igual y que se dejen de apagar sueños por las balas perdidas.

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top