ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Perfiles

Historia de un proyecto de grado que se convirtió en una familia

Por: Realidad 360

“Durante los dos últimos semestres de mi carrera en Administración de Empresas conocí al amor de mi vida, al padre de mis dos hijos  y comenzamos a construir un proyecto de grado en común que hoy es nuestra empresa familiar”: Angélica Garzón.

Héctor Fabio Mendoza y María Angélica Garzón Ortiz, quienes son egresados del programa de Administración de Empresas de la Fundación Universitaria Católica Lumen Gentium, Unicatólica, lograron conformar una historia de amor que surgió de un proyecto de grado y luego se convirtió en una empresa familiar: Izajes Industriales SAS.

Este modelo de negocio surgió desde las aulas de clases y se convirtió en el motivo para unir a dos mentes brillantes en sociedad, no solo empresarial sino matrimonial. Esta joven pareja lleva 11 años construyendo un mismo sueño, que gracias al enfoque que tiene la Unicatólica, de impulsar a sus estudiantes a crear proyectos de emprendimiento, poco a poco le dieron forma a su estructura empresarial y  a los servicios que ofrece en el sector industrial de la región.  Y luego de la planeación se empezó a plasmar ese sueño en una realidad, pues no solo se conformó una compañía, sino también una familia, que trae consigo dos hijos, Sebastián, de 8 años de edad, y Samir, de 3 años.

Al segundo día de empezar el séptimo semestre (en febrero de 2011), Héctor y Angélica se conocieron en la cafetería de la universidad, empezaron a entablar una grata conversación, la cual se convirtió en una linda amistad y equipo de estudio. Al terminar este  periodo académico, esa relación de apoyo mutuo a nivel personal y profesional se fue convirtiendo en un promisorio noviazgo porque cada día que pasaba se daban  cuenta que tenían muchas cosas en común, entre ellas cumplir el sueño de emprender su propia empresa. Luego de unos meses de compromiso, que no fueron muchos porque eran tantas cosas que tenían en común,  se percataron de  que para unir sus vidas no necesitaban esperar más tiempo y al terminar el  estudio decidieron casarse.

El año 2012 para ellos fue lleno de ceremonias y bendiciones, pues en mayo recibieron su grado como administradores de Empresas, en  septiembre nació su primogénito, conformando así una familia más sólida y en diciembre, le dieron vida a su proyecto y empresa.

Todos los cambios se dieron al mismo tiempo, se podría decir que fue todo muy prematuro, pero con la planificación y organización de la pareja hicieron todo esto posible. Al inicio emprender no fue fácil pero si se desea y se visualiza como algo que si es viable no importante lo difícil, logramos romper barreras y no solamente en el ámbito profesional, laboral sino también familiar, una relación en sus inicios es la etapa de aprender a convivir el uno con el otro de llegar al punto de conocer y tolerar ciertas circunstancias y no solamente superamos esa etapa también la de construir desde cero un proyecto empresarial que también requiere de tolerancia, comunicación y respaldo mutuo para lograr un sueño en común”, aseveró Angélica Garzón.

Esta empresa, ubicada en la calle 39 #4B-24, en el populoso barrio Industrial Las Delicias de Cali, presta servicios de ingeniería civil, equipos eléctricos, puentegrúas, ascensores de carga, polipastos eléctricos y montajes industriales a importantes empresas como Cenltelsa, Ecopetrol y Cartón Colombia. Ha logrado excelentes calificaciones y certificaciones en seguridad para el trabajo y genera empleos directos e indirectos a nivel local para ingenieros, técnicos y eléctricos.

“Crear empresa no es fácil, pero tampoco es imposible, se necesita de pasión, tenacidad e investigación, lograr un punto de equilibrio requiere de tiempo y lograr llegar a ese tiempo requiere de valentía. Con Izajes Industriales SAS se ha hecho una carrera hermosa de crecimiento personal y profesional, la perseverancia, no desistir de los caminos turbulentos hace que se llegue lejos con gran fuerza, se logra decir: todo valió la pena”, afirmó con orgullo Héctor Fabio Mendoza.

Actualmente, esta empresa  genera 7 empleos directos y 4 indirectos, (la familia Izajes) su enfoque interno empresarial se basa en el clima organizacional: un buen ambiente laboral permite que la organización crezca a pesar de la adversidad mundial, buscando siempre que el equipo de trabajo tenga sentido de pertenencia con lo que hacen y están comprometidos.

Atendiendo las exigencias del Estado, tienen montado, de manera rigurosa y exigente, su sistema de seguridad laboral y certificación SG-SST (Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el trabajo), de esta forma se garantiza que los trabajadores realicen sus actividades de modo seguro, trabajo con voltaje alto y  en altura, entre otros, pues para ellos su talento humano es lo más importante.

Esta es una historia inspiradora para cientos de jóvenes que están culminando sus carreras profesionales y quieren emprender, formar familia y aportar al desarrollo de su región.

“Tener familia e hijos no es un obstáculo para crecer a nivel profesional se necesita de amor, pasión, organización y creer en sí mismo, creer que si se puede. Como madre puedo decir que me siento orgullosa y muy feliz de poder decir que al emprender este proyecto con mi esposo me ha dado la oportunidad de compartir con mis hijos y organizar mi tiempo; no pretendo decir que es fácil, lo reitero, no es fácil, pero todo en la vida es un proceso que se debe vivir para aprender de las equivocaciones y dando el tiempo para que todo lo planeado se pueda ejecutar, por eso la perseverancia y tenacidad de la persona debe de estar siempre activa para no desistir en los tantos obstáculos que se nos atraviesan, la vida se trata de eso de aprender, corregir, enseñar, continuar y siempre creer que sí se puede”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top