ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Deportes

Gacela colombiana nace para el mundo

Para el guajiro Anthony Zambrano conseguir reafirmarse como uno de los hombres más rápidos del mundo sobre los 400 metros es el mayor triunfo de su vida y el orgullo de los colombianos este jueves. Después de acabar subcampeón del mundo en 2019, ha vuelto a repetir la hazaña, pero en el mayor escenario deportivo: los Juegos Olímpicos de Tokio 2020; los segundos de su carrera tras debutar en Río.

A Zambrano solo le ha podido batir sobre la pista Steven Gardiner, de Bahamas, que ha cruzado la meta con un tiempo de 43.85, en la que ha sido la mejor marca personal de su vida.

Zambrano, por su parte, ha firmado un tiempo de 44.08 segundos, y por detrás de él ha finalizado Kirani James, del país caribeño de Granada, solo 11 décimas más lento que Zambrano.

El colombiano ha tenido que poner todo de sí en los últimos metros de la carrera al verse alcanzado por el resto de corredores -todos lejos de Gardiner, el campeón-, pero ha conseguido acelerar cuando era el momento clave: cuando se iba a definir la plata.

Zambrano accedió a esta final marcando el récord sudamericano en un año 2021 en el que batió al campeón de Río 2016, Wayde Van Niekerk, en el ‘meeting’ de Madrid en el mes de junio. Un aviso de lo que quedaba por verse en Tokio.

El colombiano siempre ha remarcado sus humildes orígenes, que no ha olvidado a pesar de sus éxitos.

“A mí me ha tocado duro en esta vida y poco a poco todo se ha ido blandeando. Es como la masa: tú vas echando agua y agua, todo se ablanda y así hasta que uno se hace una arepa. Así es la vida. El diamante en bruto uno lo va puliendo hasta que brilla”, decía Zambrano hace un año para Tokio 2020.

Y hoy era el día en que el brillante ha brillado. El diamante de Zambrano.

Su historia

Anthony Zambrano tiene apenas 23 años, con toda una vida por delante, unos Juegos Olímpicos a sus espaldas y una medalla de plata lograda en el Mundial, pero también una trayectoria profesional de lo más diversa.

“En esta vida he hecho muchas cosas ya: bicitaxista, mototaxista, albañil, pintor, mecánico… Nunca me arrepiento de haber probado todo eso porque esos sacrificios pusieron su gotica para poder luchar y obtener lo que tengo, porque siempre que salgo a correr pienso de dónde soy, de dónde vengo, cómo llegué a esto”, reconoció el atleta en su momento.

Crecer en Colombia no es fácil, y pronto hay que ganarse la vida. Pero él siempre ha mantenido vivos sus sueños.

“A mí me ha tocado duro en esta vida y poco a poco todo se ha ido blandeando. Es como la masa: tú vas echando agua y agua, todo se ablanda y así hasta que uno se hace una arepa. Así es la vida. El diamante en bruto uno lo va puliendo hasta que brilla”, dice.

Para que los dos diamantes que tiene como piernas comenzaran a brillar de verdad hubo una persona clave: su madre. Ella le crio sola y siempre ha fomentado los sueños de su hijo.

“Mi mamá ha sido mi inspiración. Ella luchó desde que yo era pequeño. Ella se mataba muy duro trabajando por mí como ama de casa. Gracias a Dios ahora ella puede descansar porque yo le puedo dar una buena vida. Eso ha sido mi motivación siempre”, reconoció Zambrano.

De hecho, es ella la que tiene todas sus medallas y trofeos.

“Todas las medallas son para ella. Yo no tengo medallas, siempre me las roba. Yo solo voy a competir. Ella tiene todas las medallitas bien acomodadas”, bromeó el atleta colombiano.

Entre estas preseas que están en manos de su madre se encuentra la medalla de plata que Zambrano consiguió en el Mundial de atletismo de Doha 2019, en la prueba de 400 m.

Este es, de momento, su mayor hito como atleta. Y, de nuevo, fue su madre quien tuvo mucho que ver con el éxito.

“Tengo grandes recuerdos de los entrenamientos, de los sacrificios que hice para ganar la medalla. Todo lo que hice no fue en vano. Salí adelante de donde vivía y cumplí así el sueño de mi mamá, porque ella me dijo que sería la mujer más feliz el día que le regalara una medalla mundial y una olímpica. Yo le dije: ‘Mamá, no se preocupe, que en eso estamos. Y si tú me apoyas y me apoya mi esposa, vamos a lograr todos nuestros objetivos, y siempre se cumplen todas las metas’”, recuerda Zambrano.

Información tomada del portal de los Juegos Olímpicos

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top