ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Fe en tiempos de confinamiento

Por Julián Trujillo y Andrea Barco

Nadie se imaginó que para entrar a la iglesia se necesitaría frotar las manos con alcohol en gel, y una toma de temperatura que garantizara que no hay fiebre. Tampoco se consideró jamás que ya dentro del templo se debería mantener distancia con otros y que el simbólico saludo de paz se hiciera desde lejos y con la mirada, pero esto es lo que deberán hacer los feligreses, cuando sea atendido el llamado que hizo vía twitter monseñor Dario de Jesús Monsalve, mediante el cual pide que se permita el 14 del presente mes celebrar la eucaristía del Corpus Christi en los templos.

En Cali la comunidad religiosa más amplia es definitivamente la católica, con casi el 80% de la población, según datos de la Arquidiócesis, y en Colombia, de acuerdo a cifras del Vaticano de 2017, este país ocupa el séptimo lugar entre los más católicos del mundo, con 45, 3 millones de seguidores.

Debido al Aislamiento Preventivo Obligatorio impuesto por el gobierno mediante decreto 457, medida que fue ampliada y que hora por medio de nuevo decreto tiene en el encierro a gran parte de los colombianos hasta el 1 de julio, muchos de estos católicos no han podido asistir a la iglesia, aunque la fe se ha convertido en un aspecto fundamental a la hora de sobrellevar el confinamiento.

“Para una persona católica lo más importante es la eucaristía, ir a la iglesia a recibir el cuerpo de cristo”, dice John Castro, comerciante del centro de la ciudad, quien siempre asistía a la eucaristía y quien dice que extrañan visitar la casa de Dios.

Ante esta la medida preventiva tomada por el gobierno nacional para proteger a los colombianos y que tomó de sorpresa al país, la Arquidiócesis de Cali ha habilitado una capilla virtual, para que sus feligreses estén conectados. Por este medio se transmite la eucaristía que se celebra diariamente, también envían múltiples mensajes de fe, se llevan a cabo todo tipo de catequesis y se mantiene informada a la comunidad sobre eventos de la iglesia católica, colaboraciones y donaciones para las personas en situación de vulnerabilidad.

“Como sacerdote y persona de fe, cada día leo las lecturas para la celebración y me pregunto a mí mismo que me trata de decir Dios a la luz de la realidad actual, reflexiono sobre el evangelio y lo comparto con cerca de 708 personas vía online”, afirma el padre Jairo Restrepo.

Otras iglesias esperan abrir sus puertas

La religión católica no es la única que se enfrenta a esta coyuntura, la comunidad judía de la ciudad vive una situación similar, desde la celebración del Sabbat de manera virtual con los miembros de la familia que por diversas razones no pueden estar presentes, clases vía Zoom con los rabinos en los distintos links que la comunidad comparte para vivir su fe,  hasta grupos de WhatsApp donde se mantienen en contacto, ofrecen ayudas a sus miembros y se las hacen llegar vía domicilio, también envían, por este medio, cadenas de oración para las personas que las necesiten o estén pasando por un mal momento, entre otras actividades con las cuales fortalecen estos lazos de fe.

“Yo pienso que la fe en estos tiempos de pandemia es muy importante porque es el eterno que nos mantiene vivos, que nos protege día a día y de eso estoy cada vez más segura” – Ester Collazos

Pero no solo las religiones tradicionales se han visto limitados para llevar a cabo sus charlas y rituales, los hare krishna pertenecen a ese tipo de creencia que aunque no se consideran una religión como tal, se reúnen y comparten desde lo que ellos denominan un estilo de vida, en torno a una conexión con la naturaleza y su energía. Este estilo de vida se caracteriza porque promueve el vegetarianismo, así como tener una vida armónica y no generar violencia contra cualquier ser viviente, buscan también desintoxicar el cuerpo, alejarse de lo material y desarrollar una actividad espiritual a través de la meditación.

Los miembros de este movimiento espiritual, invitan a sus reuniones a través de grupos de Facebook, espacio en el cual informan sobre reuniones para realizar diversas actividades como dibujar, colorear y exponen mándalas. Esta comunidad invita a cualquier persona que desee asistir a sus reuniones, sin necesidad de pertenecer a este estilo de vida.

Las reuniones las hacen vía Zoom, por medio de este espacio hacen talleres de meditación con técnicas especiales que según Mónica Fukene, Hare Krishna desde hace 22 años, ayudan a generar energía y a manejar las emociones, algo importante para estos tiempos de confinamiento, pues sirven mucho para apaciguar sentimientos de tristeza, rabia, entre otras, que generan energía negativa.

Esto evidencia la importancia de una conexión con la divinidad para las personas que ante las diversas problemáticas que ha suscitado la pandemia del COVID-19, han buscado alternativas para mantener su fe y sabiduría en la calma de sus hogares, de esta manera soportar el difícil presente que muchos viven.

Pero sin lugar a dudas, la tecnología se ha convertido en la mayor aliada de la fe, ya que conecta a creyentes y les permite continuar con sus tradiciones y cumplir su misión todos los días.

F

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top