ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Fallo a favor de la exdirectora del departamento de planeación y la exsecretaria de cultura en caso del Hotel sagrada familia

La Procuraduría General de la Nación dio por terminado el proceso disciplinario contra la exdirectora del Departamento de Planeación Municipal de Cali, María de las Mercedes Romero; y la exsecretaria de Cultura, Luz Adriana Betancourt, quienes no aprobaron la renovación de una licencia de construcción en la antigua sede del Colegio Sagrada Familia, donde se construye un hotel, cuando eran funcionarias de la Alcaldía de Cali.

Ambas fueron funcionarias durante el mandato de Maurice Armitage, entre 2016 y 2019.

Esta decisión fue tomada por el máximo organismo del Ministerio Público, a través de un fallo de última instancia.

La decisión, publicada este lunes 27 de septiembre; determinó que el recurso de apelación presentado por el abogado apoderado Hernando Morales Plaza en enero de 2017 es improcedente.

Jorge Leonar Jerónimo Jiménez, representante de la sociedad Jero S.A.S., había interpuesto una demanda por $61 millones de pesos en contra del Distrito de Cali; además de $3700 millones por pago de honorarios a su abogado, Morales.

La razón fue que, mediante la Resolución 4132.021.006 del 31 de enero de 2017, no se aprobó la renovación de su licencia de construcción.

Por medio de esta, pretendía construir un hotel con locales comerciales en el predio del antiguo Colegio La Sagrada Familia, considerado Bien de Interés Público (BIC); ubicado en el barrio El Peñón de Cali.

A través de esta decisión, pidieron que fueran suspendidas las nuevas modificaciones propuestas. Entre los cambios, se encontraba la expansión de 3.046 metros cuadrados.

Igualmente, los nuevos planos presentaban la construcción de ocho niveles; mientras que previamente se habían acordado 5.

Dichas transformaciones no estaban aprobadas en las dos vigentes de ese entonces, una de ellas aprobada en 2013.

Tanto Mercedes como Betancourt firmaron el decreto argumentando que, la expansión de la obra presentada en los planos, excedía las medidas aprobadas anteriormente.

Por otra parte, según los demandantes, la Secretaría de Cultura de Cali no tenía competencia para firmar la resolución junto a la Dirección de Planeación Municipal.

Además, Morales expresó que la recusación interpuesta por las funcionarias no cumplía con el procedimiento correspondiente.

Sin embargo, para la Sala disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación, tanto las funciones como la recusación presentada por las demandadas fueron válidas.

Ahora, con este fallo, la Alcaldía de Cali debe aportar este fallo al Tribunal Contencioso Administrativo del Valle del Cauca; donde se desarrollan las demandas interpuestas por Morales y Jerónimo contra Romero y Betancourt.

 

Con información tomada de 90 minutos 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top