ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

El arzobispo de Cali afirma que el ambiente político destructivo impide que la ciudad avance

En el diálogo convocado por la Alcaldía de Cali con la participación del alcalde, empresarios, líderes y el arzobispo reflexionaron sobre lo que dejó el paro nacional en la ciudad de Cali.

Pasados 200 días del inicio del estallido social en Colombia, el pasado 28 de abril, cuando arrancó el Paro Nacional, autoridades e integrantes de diferentes sectores de la sociedad caleña se reunieron para reflexionar acerca de los retos y avances que se han dado, con respecto a la resolución de las diferencias que ocasionaron momentos angustiantes en la capital del Valle del Cauca.

El Paro Nacional, que inició como una voz de protesta ante varias decisiones del Gobierno de Iván Duque, principalmente, el rechazo a una reforma tributaria que subiría impuestos a la mayor parte de la población, también fue un momento que se aprovechó por los manifestantes para sacar a flote todas las problemáticas sociales que aquejaban a las comunidades.

En medio de las protestas, la violencia fue protagonista, dejando decenas de víctimas mortales, y el vandalismo promovido por algunas personas dentro las jornadas causó terror en la población.

200 días después, en la ciudad más golpeada y donde se fijaron todas las miradas del país, una reunión de múltiples actores motiva a seguir construyendo diálogos para la resolución de conflictos.

A la cita llegaron el Monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, el alcalde Jorge Iván Ospina, representantes de la Unión de Resistencias de la ciudad, representantes de gremios empresariales y diversos líderes ciudadanos, además de otros funcionarios públicos.

En este espacio, varias personas dejaron sus impresiones, así como la exposición de los retos que ven en el camino de la reconstrucción del tejido social y económico que se afectó en el marco del Paro.

Por su parte, el arzobispo de Cali, Darío de Jesús Monsalve, también se sumó a las reflexiones del espacio convocado por la Alcaldía de Cali, afirmando que se necesita insistir en el acercamiento de diálogos. Además, porque afirma que hay un ambiente político destructivo que incita a “desinstitucionalizar” al país.

“Siento mucha prevención porque los indígenas vuelvan a Cali ante los anuncios de la llegada de la Minga. Deberíamos haber hecho ya algo para acercar las comunidades indígenas y las ciudades. Siempre esperamos que el otro tome la iniciativa”, apuntó el Monseñor.

“Yo sé que ellos pueden venir con esa iniciativa. Yo invito a que la ciudad y su entorno nos hagamos amigables en la palabra, en la esperanza, en el construir juntos”, agregó.

Sumado a esto, también reflexionó sobre las necesidades de los hogares y la falta de esa perspectiva en general.

“Cali tiene 750 mil hogares, el Valle, 1.800 hogares, estoy dando cifras del Dane; Colombia tiene 15 millones de hogares. De esos 750 mil hogares que hay en Cali, cuántos necesitan ingreso legal, techo, trabajo, territorio, conectividad, transporte, medio ambiente sano, oportunidades y, ¿quién mira hacia allá?”, cuestionó el arzobispo de Cali.

“Hay que distensionar un ambiente político destructivo, dañino, desinstitucionalizador, que impide que se avance. Creo que, en eso, a cada señor, su honor”, finalizó Monsalve.

También, el alcalde, Jorge Iván Ospina, apuntó que los sucesos vividos durante las manifestaciones pasadas es un evento provocado por el propio ser humano y no un desastre natural, “lo que uno trata de hacer es leer el lenguaje cifrado que hemos tenido durante el estallido social”, dijo.

Además, incluyó que la molestia de los manifestantes durante el Paro Nacional ha abierto varias discusiones que no han sido totalmente atendidas.

“El estallido social nos ha trasladado un montón de elementos que no hemos discutido con profundidad. Nos trae, por ejemplo, la discusión colonial, cuando se derrumba a Sebastián de Belalcázar, nos trae, por ejemplo, la discusión por la tierra cuando indígenas son baleados en el sur de la ciudad”, declaró Ospina, agregando otros puntos por discutir, como el cambio climático.

Sumado a esto, el alcalde de Cali mencionó que se debe cambiar las formas de resolver los conflictos en Colombia.

“Necesitamos nosotros también aprender a resolver nuestros conflictos de forma distinta. Hemos forjado nuestra nación, nuestra identidad, nuestro carácter, siempre desde la imposición del uno frente al otro”, reflexionó.

“Así fueron las 17 guerras del siglo XIX, así fue la guerra con la que iniciamos el siglo XX, Guerra de Los Mil Días, así fue la Guerra Liberal-Conservadora de los años 50, así fueron las guerras con las que se terminó el siglo XX y las nuevas guerras del siglo XXI”, afirmó, a la vez que subrayó que “el gran reto que necesitamos, es entender que no nos tenemos que matar, no tenemos que utilizar un lenguaje violento para resolver las contradicciones inherentes al ser humano”.

Por otro lado, Jorge Iván Ospina también aceptó que la Alcaldía no tiene las herramientas suficientes para atender las necesidades de la población, por lo que se refirió al afán de profundizar en la materialización del Distrito Especial en Cali.

“Nuestras instituciones son limitadas, nuestra capacidad de respuesta está agotada. Las sobredemandas sociales nos superan. Tenemos que ser reflexivos frente a ese asunto”, asumió.

“La entidad territorial Alcaldía, la entidad territorial Departamento y la entidad territorial Nación no es suficiente para resolver lo que, como reto, nos colocan nuestras comunidades”, agregó el mandatario local.

Necesitamos evolucionar en ese sentido. Es muy importante profundizar el Distrito Especial de Cali. Es muy importante consolidar localidades en vez de comunas. Es esencial tener alcaldes locales y tener mayor empoderamiento ciudadano en el territorio”, concluyó el burgomaestre.

Otro de los protagonistas que también se refirió a la necesidad de construir alternativas diferentes en la resolución de conflictos fue Gustavo Muñoz, representante empresarial en esta cita.

“Los retos y desafíos, que no volvamos a tener una protesta con vandalismo, con muertos, con miedos, con amenazas. Que la protesta debe subsistir, porque en una sociedad tan diversa, vamos a tener cosas en las que no estamos de acuerdo, que debemos saber dialogar”, dijo Muñoz, presidente del Grupo Multi-Intersectorial.

Sumadas a estas posiciones, un representante de los manifestantes que se mantuvieron en las calles de Cali por varias semanas destacó que ha habido avances, sin embargo, sostiene que aún hay varios retos por resolver. Así lo dio a conocer Daniel Zapata, integrante de la Unión de Resistencias de Cali, grupo que sostuvo diálogos con la Alcaldía de Cali.

“Hemos avanzado y hemos progresado en brindarle a las personas las herramientas necesarias para poder construir y tener una posibilidad de una vida digna”, apuntó.

“Uno de estos retos que nos proponemos es el tema de la soberanía alimentaria, ya que hay una escasez alimentaria que estamos viviendo actualmente. Estamos promoviendo la creación y la ampliación de las huertas urbanas”, sumó, explicando esto como una de las soluciones que se han pensado desde el diálogo.

Además, mencionó el proceso de empleabilidad que están adelantando con la Alcaldía de Cali.

“Hemos generado oportunidades de empleabilidad con proyectos y también con un proyecto propio de ampliar esa oportunidad de empleabilidad (…). Tenemos, hasta el momento, 260 empleados y queremos y estamos luchando por tener más amplitud”, dijo Zapata.

También, el integrante de la Unión de Resistencias afirmó que se deben romper con los estigmas alrededor de los manifestantes que protagonizaron durante el Paro Nacional.

En primer lugar, hacer una aclaración con base en los estigmas que se han generado en contra de nosotros. No es que seamos unos vándalos ni nada de eso, eso hay que aclararlo, sino que estamos trabajando para la sociedad, por la sociedad y con la sociedad, con la comunidad en conjunto”, concluyó.

Por último, el ciclista y empresario caleño, Járlinson Pantano, también invitó a construir ciudad entre todas las personas.

“Tenemos que estar unidos, tenemos que construir ciudad todos juntos y tirar todos para el mismo lado”, dijo este importante líder, quien se hizo viral durante el Paro Nacional mientras regañaba a un grupo de jóvenes que intentaban saquear su negocio.

Información tomada de: 90 Minutos

Redacción por: Lina Argote Díaz

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top