ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Nación

Corralejas y corridas de toros agonizan en Colombia

 La fiesta brava y demás tradiciones culturales que tengan como atractivo principal a los animales se podrían ver afectadas con  la ley contra el maltrato animal, la cual se extenderá para cubrir espectáculos como las corralejas, coleos y peleas de gallos.

En una nueva audiencia de la comisión 7ª de la Cámara de Representantes se realizó un acuerdo que incluye eliminar actividades vistas como un tipo de maltrato por un sinnúmero de defensores de los derechos de los animales.

Por ello, el representante a la Cámara  Óscar Ospina presentó a consideración ante sus colegas de la comisión su proyecto, el cual obtuvo 7 votos a favor y 4 en contra. La propuesta fue incluida para pasar a segundo debate y con su aprobación se logre la eliminación de estas costumbres.

Como se recordará, el 4 de  mayo pasado, Juan Fernando Cristo, entonces ministro del Interior, radicó un proyecto en el que en 15 páginas expresaba de manera clara que se debía fortalecer la cultura ciudadana en el ámbito del respeto a la vida de los animales.

Según la Ley 84 de 1989, que define el “rejoneo, corridas de toros, novilladas, becerradas y tientas, así como las riñas de gallos y los procedimientos utilizados en estos espectáculos”, son expresiones utilizadas en diferentes departamentos de Colombia  y  deben ser anuladas, apoyadas por el estatuto de protección animal.

Al respecto, la Corte Constitucional, sentenció hace siete años, al declarar exequible la citada ley: “…. siempre y cuando se eliminen o morigeren en el futuro las conductas especialmente crueles contra ellos en un proceso de adecuación entre expresiones culturales y deberes de protección a la fauna”.

Por lo pronto, uno de los críticos taurinos en Colombia, Álvaro Cruz, critica el proyecto: “Lo que realmente va a afectar las corridas de toros es un deterioro en los ingresos de la gente que trabaja alrededor de estos eventos, por ejemplo, cuando son las ferias, los  hoteles,  los camiones que transportan a los animales, los diferentes empleados de las fincas ganaderas, pero lo que más golpea es a las libertades, porque en países como Francia esto es un proceso que ya es aceptado”.

Cruz añadió: “Esto todavía es un proceso largo, tiene que pasar por los demás debates, creería yo que para el mes de julio se tendría la respuesta definitiva, además que esto es una reforma estrictamente política, nada más, con el fin de generar votos”.

Las corridas de toros es un acto con descendencia española, exponiendo el espectáculo como una obra de arte, así lo explicó el crítico: “La corrida de toros es la única arte que aglutina a todas las artes, vincula la poesía, el drama, literatura, la comedia, música, la gastronomía, la danza, la pintura, fotografía, estas se surten de argumentos en el toro”.

Cabe recalcar que este debate se abre justo cuando las plazas de toros como la de Manizales y Cali ya abrieron los abonos para la próxima temporada 2017-2018.

Rafael Ávila, aficionado a las corralejas y espectador de las mismas por más de 57 años, manifiesta su desacuerdo con esta medida. “Esto atenta contra las cuestiones culturales que por más de 100 años han hecho parte de la economía del Caribe colombiano, pues muchas familias viven de estas temporadas y ahorran lo ganado, ya que la última corraleja termina en Cotorra, finalizando el mes de abril e inician nuevamente en junio”.

 

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top