ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Valle

Comisión de la Verdad reconoció a las víctimas del secuestro en el Valle del Cauca

En un encuentro entre familiares y víctimas, la Comisión de la Verdad reconoció a las víctimas del secuestro en el Valle del Cauca.

La Comisión de la Verdad reconoció a las víctimas del secuestro en el Valle del Cauca. En el encuentro se escucharon algunas personas que fueron víctimas de este crimen; cuyos familiares estuvieron privados de la libertad a manos de grupos armados ilegales.

En frente de familiares y sobrevivientes de este crimen, la Comisión dignificó a aquellas personas que han sido víctimas de este flagelo.

Durante el encuentro, víctimas y familiares hablaron de los momentos difíciles que tuvieron que vivir; como consecuencia de este delito.

En el encuentro habló una de las primeras víctimas que tuvo espacio ene l evento, Marcela Betancourt; secuestrada el 17 de septiembre del año 2000 por el ELN, en el kilómetro 18.

“Recuerdo que, durante la primera semana, podíamos comer dos veces al día. Pero, a partir de la segunda semana la comida escaseó. Muchas veces, nos daban solo una lata de atún para compartir con cinco o seis personas más”, relató Betancourt.

Y agregó, “Y, tuvimos días en solo podíamos tomar una taza de café amargo en la mañana; y no volvíamos a probar bocado durante todo el día”.

La hermana de uno de los diputados secuestrados en la Asamblea del Valle por las Farc; también se refirió al duro proceso que vivió.

“Pasaron cinco años, dos meses y 16 días de cautiverio; y no recibimos este anhelado reencuentro y abrazo para nuestro hermano. Sino que recibimos una fatal noticia de su muerte a mano de sus captores (…); La muerte acabó los sueños y las esperanzas de volverlo a ver”, con profundo dolor, así lo relató Gloria Narváez, familiar de diputado secuestrado.

Por su parte, el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux; aseguró que no fue un error como lo argumentaron en su momento los miembros de la guerrilla. Y que, por el contrario, el secuestro es un crimen.

Por un error, uno pide excusas, pero esto es un crimen. Un crimen es cuando uno utiliza su libertad humana, para hacer un daño máximo a las personas secuestradas; a sus familias, a los niños, a una sociedad. Y se sostiene durante años (…) para mantener la gravedad de lo que ha hecho. Ese es un crimen de guerra”, aseguró Francisco de Roux.

El Centro Nacional de Memoria Histórica, reconoce que en el Valle del Cauca hasta el 2016; han sido secuestradas 1.281 personas.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top