ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Nación

Caso Colmenares: la recta final

La Procuraduría y la Fiscalía pidieron fallo condenatorio en contra de Laura Moreno y Jessy Quintero en la etapa final del juicio en el caso Colmenares, que cumplió 5 años.

El Ministerio Público afirma que las versiones de las acusadas sobre el hecho en el que perdió la vida Luis Andrés Colmenares, la madrugada del 31 de octubre de 2010, no concuerdan con lo que indican las pruebas, por esta razón la Procuraduría solicitó a la juez 11 de conocimiento, que Moreno y Quintero reciban condena por los delitos que les endilgó la Fiscalía, tras encontrarlas culpables de coautoría impropia en el caso.

Adicional a esto, Quintero responde al cargo de falso testimonio en los hechos.

La  Fiscal del caso asegura que el hecho corresponde a un homicidio, ya que las lesiones presentadas por Colmenares no coinciden con una caída en el caño el Virrey como lo aseguró Moreno.

Además, tras un informe realizado por Medicina Legal, la Fiscalía determinó que el estudiante recibió traumas de tipo contundente y de tipo vital (en vida), ocasionados por terceras personas, y que de haber recibido atención médica hubiese podido sobrevivir.

El representante del Ministerio Público aseguró que las acciones ejecutadas por Moreno y Quintero en el caso Colmenares, fueron fundamentales tanto para el deceso del estudiante como para sostener los argumentos que hasta el día de hoy tienen en disputa el futuro de las estudiantes de la Universidad de los Andes y su responsabilidad en el caso.

Por su parte, Albeiro Yepes, abogado de Quintero, le solicitó al juzgado 11 que su defendida sea declarada inocente, sosteniendo que las declaraciones de la acusada no buscan encubrir a Moreno, quien fue la última persona que vio con vida al occiso según lo afirmó la Fiscalía.

Aquí se presentaron interceptaciones de llamadas telefónicas en las que Laura Moreno indica a su interlocutor que ella es testigo de lo que pasó con Luis Andrés Colmenares, y que Jessy Quintero sólo conoce lo que Laura le comentó“, aseguró el abogado a los medios de comunicación.

Por esta razón, Yepes afirma que no existen evidencias de la participación de Quintero en el supuesto homicidio del estudiante, y pidió absolución de su defendida en la audiencia de alegatos finales de juicio el pasado jueves.

Los familiares, la Procuraduría y la Fiscalía presentaron el 23 y 24 de noviembre ante la juez 11 de conocimiento, los argumentos por los cuales Moreno y Quintero deben ser condenadas tras la muerte de Colmenares.

El pasado viernes, le correspondió a Jaime Granados, abogado de Moreno, exponer los argumentos en favor de su defendida. “Su señoría, la defensa solicita la absolución de Laura Moreno y pide compulsa de copias contra los bomberos del primer turno, porque mintieron al asegurar que el cuerpo no estaba allí en la madrugada del 31 de octubre de 2010”, dijo.

Granados pidió a la jueza, incluso, compulsar copias contra los primeros bomberos que buscaron el cuerpo en el caño “porque mintieron”.

Luego, concluyó en su teoría: “Luis Andrés Colmenares murió en un accidente al caer involuntariamente al caño, en un pasto mojado y un sitio oscuro. Al caer y quedar inconsciente fue desplazado por el agua del caño y quedó bajo el puente. Y todos sus amigos lo buscaron y reportaron los hechos a las autoridades. Luis Andrés falleció por una asfixia en medio acuático ahí, bajo el puente, donde fue hallado”.

Para el el abogado Jaime Posso, en la historia del caso Colmenares se montó un show jurídico, y afirma que “los procesos penales tienen una guarda de confidencialidad que ni los abogados de las acusadas, ni el abogado de la familia Colmenares guardó”.

Dice que si bien existen motivos suficientes para considerar el hecho como un asesinato, hubo situaciones que consiguieron que la investigación se desviara, además del afán de la familia Colmenares por encontrar un culpable del homicidio entorpeciendo la investigación con el mal manejo del proceso.

Posso, afirma que si bien no es posible condenar a las acusadas por el asesinato de Colmenares, al parecer, si incurrieron en el encubrimiento del hecho, lo cual podría causarles una pena menor que podría considerarse pagada con el tiempo que ellas han estado con medida cautelar.

Luis Andrés Colmenares, estudiante de Ingeniería Industrial de la Universidad de los Andes, fue encontrado sin vida en el canal de aguas residuales del parque el Virrey de la ciudad de Bogotá,  tras compartir con sus amigos la noche de Halloween en el bar Penthouse, ubicado en la zona rosa de la ciudad.

En primera medida se determinó que la causa de la muerte había sido ahogamiento, pero a partir de agosto de 2011 la Fiscalía reabrió el proceso del estudiante, en donde Laura Moreno, Jessy Quintero y Carlos Cárdenas, resultaron sindicados como responsables del hecho y a partir de ese momento y durante los siguientes años se conoció el hecho a nivel nacional como el caso Colmenares, que en este momento se encuentra en su recta final.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top