ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Informe Especial

Cali, una ciudad cívica o el paraíso de la basura

basuras-cali

Santiago de Cali, más conocida como ‘la sucursal del cielo’ o mejor aún como ‘la capital de la salsa’, la ciudad de la diversidad cultural, que tiene numerosos lugares emblemáticos, un amplio menú gastronómico que incluye el cholao, el chontaduro y el pandebono y mujeres hermosas, cuenta con 2’119.901 habitantes, según el último censo realizado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane.

‘La sucursal’ es una ciudad no muy grande pero con lo necesario para vivir sabroso, tanto que muchos de los turistas que llegan de visitar no soportan la idea de irse y sencillamente deciden quedarse. Pero ¿qué está pasando con Cali en estos momentos? ¿En qué momento dejó de ser la ciudad cívica que en algún momento fue?

En los últimos meses Cali, ha recibido a más de 44 000 migrantes venezolanos según informe de Migración Colombia, esta cifra tan grande y la falta de capacidad de la ciudad, ha generado que muchos de ellos se agrupen masivamente en diferentes espacios de la, especialmente alrededor de la terminal de transporte, donde es notorio que las situación higiénica no es la mejor, pues las orillas del Rio Cali se han convertido en un albergue, donde viven en medio del barro y la basura que genera el mismo campamento.

“Vamos a tomar acciones pronto para restituir esas zonas de espacio público que están invadidas por venezolanos”, son las palabras del secretario de seguridad en Cali, Andrés Villamizar, frente a la invasión de zonas públicas en la ciudad. Anteriormente los campamentos de venezolanos instados alrededor de la terminal de transporte habían sido movidos a otros espacios, sin embargo, por la llegada continua de migrantes se siguen agrupando en estos sitios. Hasta el momento las autoridades no han podido ejercer un control sobre dicha situación que ya se convirtió en una problemática ambiental.

Aunque la situación de los migrantes del vecino país han contribuido a los problemas ambientales que hoy está viviendo Cali, los caleños son los principales responsables de precariedad sanitaria por la que está pasando la ciudad. Pues según Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, Cali es la segunda ciudad capital colombiana que más basura genera. Anualmente, sus desperdicios producidos alcanzan las 648.193 toneladas, lo que representa el 6,5 % del total de los residuos generados en el país, que roza las 9,9 millones de toneladas.

Es decir que los caleños producen cerca de 1.816 toneladas de basura cada día, alrededor del 40% de los residuos son reciclables, además, en la ciudad solo hay 3.925 personas dedicadas reciclaje, con lo que no se da abasto.

De hecho, la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, y el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, DAGMA, al evidenciarse esta situación,  han intentado mitigar esta problemática por medio de un programa de concientización llamado, ‘Tu Basura sigue siendo tu basura’.

“Lo que estamos buscando con esta campaña es hacer consciencia, que la gente de Cali sepa que tiene que hacer un mejor proceso de separación en la fuente, pero que también que aprender a tener mejores hábitos, un poco más sostenibles, frente a lo que consumimos y lo que compramos, para que la sostenibilidad ambiental que requiere el municipio sea permanente”, explico Carolina López, ecóloga y vocera de la campaña.

Actualmente una de las zonas afectadas por la basura es la avenida ciudad de Cali, pues los bordes del canal de aguas lluvias están invadidos de basura, desde de escombros, como muebles y colchones. Esta situación ya ha sido tratada por  la Alcaldía de Cali y la empresa de aseo EMAS, las que han realizado una coalición ambiental en esta zona por el manejo inadecuado de la disposición de las basuras.

Estas son gestiones que se realizan pero que no dura mucho, debido a que la comunidad o personas ajenas a estas nuevamente siguen utilizando el sector como su gran cubeta de basuras.

 “La falta de compromiso y de cultura ciudadana han ocasionado que estos sitios estén siendo nuevamente impactados”, comentó Alejandro Arias Pérez, director de Unidad administrativa especial de servicios públicos municipales, Uaespm.

Una de las principales razones por las que la avenida ciudad de Cali se encuentra en la esta situación ambiental precaria, es la función que cumplen los carretilleros, a quienes se les paga por botar escombros, y lo hacen pero la mayoría de veces en estas zona.

Por otra parte, la Avenida Ciudad de Cali no el único espacio donde el manejo de basuras es inadecuado, pues en la Autopista Sur Oriental, los habitantes de la calle han formado sus propios albergues debajo de los puentes, lo que está produciendo una gran cantidad de basuras alrededor de del cañal de aguas lluvias, arruinando la labor de la empresas de aseo EMAS, las que intentan que la ciudad luzca limpia todos los días, por la labor de los comúnmente llamados “escobitas”, quienes son las personas encargadas de barrer las calles de la ciudad.

Los espacios de semáforos, donde se practica la mendicidad también se están viendo afectada por la suciedad que estas personas generan, que van desde pañales sucios hasta empaques de comida son los objetos que generalmente son desechados en el espacio público.

Finalmente, la falta de cultura ciudadana en los habitantes de la ciudad, está opacando la  belleza de lo que solía ser Cali, es evidente que ante este panorama, la idea de volver a ser una de las ciudades cívicas del país, está lejos.

“Hacemos un llamado para que nos ayuden a mantener, cuidar y conservar limpia la ciudad ya que se está haciendo un gran esfuerzo y se están redoblando las acciones para hacerla lucir mucho más bonita”, expresó Alejandro Arias Pérez, director de la Uaespm.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top