ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Valle

Buga restringe el número de feligreses a su Basílica

Los bugueños amanecieron tristes al ver su Basílica cerrada, todo por el coronavirus. Aunque en un principio las autoridades contemplaron mantenerla así hasta el 30 de mayo, ya se decidió que la abrirán, pero con acceso restringido.

A través de un comunicado de la alcaldía de Buga prohibió la realización de eventos que concentren más de 200 personas, lo que alertó a los devotos del Señor de los Milagros, si se tiene cuenta que durante la Semana Santa acuden 174.000 turistas, el destino más visitado en el país después de Cartagena.

“La Basílica amaneció cerrada porque tenemos unas indicaciones, pero después el mismo Alcalde dijo que siguiéramos el decreto municipal que dice que no haya más de 200 personas. Hoy se abrió a partir de las 9:00 a.m. y va seguir abierta todos los días, solo que tenemos restricción de personas”, indicó el padre Orlando Gonzal, jefe de comunicaciones de la Basílica del Señor de los Milagros.

La medida que se mantiene vigente es la no celebración de la tradicional misa de sanación que se realiza los 14 de cada mes, evento que concentra cerca de 12.000 personas entre turistas y visitantes.

Cabe resaltar que en Buga se encuentra hospitalizado uno de los nueve pacientes que hay en el país con el coronavirus.

Una de las preocupaciones de la Iglesia Católica es la realización de los eventos de la Semana Santa donde se espera la movilización de miles de feligreses a la Basílica de Buga.

“La Semana Santa sigue en pie, pero los eventos masivos, posiblemente, se cancelen. Habrá eventos a puerta cerrada y  transmisiones por la página  www.milagrosadebuga.com”, indicó el jefe de comunicaciones de la Basílica del Señor de los Milagros.

“Nosotros nos responsabilizamos de que no entren más de 200 personas, habrá vallas y personal controlando el ingreso, pero ya los que queden afuera son responsabilidad del personal de gobierno”, advirtió el padre Gonzal.

Algunos creyentes, por su parte, consideran que se deben tomar medidas para garantizar la salud.

“Somos conscientes de que a la Iglesia van muchas personas mayores con enfermedades buscando en Dios la sanación. En la Basílica de Buga se sabe que se han hecho muchos milagros, es un sitio que aglomera demasiada gente. Siento que se debe orar en casa, ahora están todas las herramientas televisión, radio o internet”, dijo Luz Ayde García Castañeda, uno de los miembros feligresía.

“Pienso que prima la salud de la gente, la fe no se va acabar porque tengamos que cambiar nuestro comportamiento o las cosas que hacíamos siempre” agregó.

La regulación en la Basílica se une a una serie de medidas tomadas por autoridades municipales y eclesiásticas respecto a las diferentes reuniones litúrgicas. La Arquidiócesis de Cali convocó a sus congregaciones a tener horarios adicionales para evitar la concentración de personas. Además, abre la posibilidad de no realizar el rito de la paz para evitar el contacto.

“En algunas parroquias curas están dando la comunión en la mano y esto también es complicado porque hay personas muy ortodoxas que piensan que la comunión se recibe exclusivamente en la boca”, dijo Carlos Fernández, voluntario de la Casa de Encuentro Madre Clarac.

“Considero que es muy grave que las principales autoridades de la Iglesia, o de cualquier movimiento espiritual, no se estén pensando con la bastante seriedad este hecho, son lugares que congregan a 200, 500 personas y dan 8 misas diarias. Entonces, yo considero que no basta con que se aumente el número de celebraciones, o se cambien los ritos”, agregó.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top