ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Perfiles

Así se hizo poderoso Orlando Sánchez Cristancho, el temido ‘Hombre del overol’

Era la 1:30 de la tarde del 25 de mayo de 1996. En el restaurante Río D´enero, especializado en comida brasileña y ubicado en el barrio Santa Mónica, uno de los más exclusivos y tradicionales de Cali, donde se encontraba William Rodríguez Abadía, el hijo mayor de Miguel Rodríguez Orejuela, junto con otras personalidades como: Oscar Echeverry Trujillo, Juan Carlos Delgado Martínez, Nicol Antonio Parra, entre otros.

El calor del lugar y de la capital valluna aumentaba aún más con la llegada de alrededor de 15 hombres, los cuales se acomodaron en diversos puntos del restaurante cargando consigo armas dotadas con silenciador.

Estos se preparaban para perpetrar un crimen dentro del establecimiento, con el fin de quitarle la vida a William Rodríguez Abadía, quien solamente resultó herido. En el intercambio de balas, perdieron la vida muchos de los acompañantes del hijo de Rodríguez Orejuela.

Tiempo después y tras diversas investigaciones, el múltiple crimen de ese día se le atribuyó a tres cabecillas del narcotráfico: Efraín Hernández, Wilber Alirio Varela y Orlando Sánchez Cristancho.

Este último es conocido como ‘El hombre del overol’, un sujeto de aproximadamente 50 años, de estatura baja, tez blanca, con algo de barba y un poco de sobrepeso. Comerciante de caballos, vinculado en negocios de automóviles y joyas, quien durante mucho tiempo estuvo relacionado con el narcotráfico en el cartel de Cali junto con los hermanos Rodríguez Orejuela y como jefe del cartel del norte del Valle del Cauca.

La primera vez que se supo de él, fue en el año 1996  a través de una conversación que se infiltró en varios medios de comunicación, entre Miguel Rodríguez Orejuela y Helmer Pacho Herrera, quienes se referían a alguien que nombraban como “El hombre del overol”, y a quien consideraban un personaje tan peligroso como Pablo Escobar, debido al atentado realizado al hijo mayor de Orejuela.

El alias de ‘overol’ hacía referencia a la inicial de su nombre, lo cual es una constante técnica usada por los narcotraficantes para comunicarse ocultando sus identidades. También, una característica de este personaje  era usar un overol, debido a que, permanecía en sus establos donde tenía costosos caballos, uno de sus hobbies.

Durante aproximadamente 20 años fue buscado por el FBI y la Dijín de la Policía Nacional colombiana, acusado de ordenar diferentes delitos relacionados con el narcotráfico, masacres, homicidios, entre otros.

Uno de esos crímenes fue el asesinato de Elizabeth  Montoya de Sarria, alias ‘La monita retrechera’, en febrero de 1996, a causa de una deuda de 11 millones de dólares en negocios por diamantes obtenidos del mercado negro y equinos de paso fino.

Este hecho causó polémica dado a que se decía que Montoya de Sarria era intermediaria entre el presidente de esa época, Ernesto Samper y personalidades del narcotráfico, quienes financiaron sus campañas presidenciales; lo que se conoció como ‘Proceso 8.000’.

Tras el proceso judicial que se emitió por el homicidio de esta mujer, Sánchez se fugó de Colombia rumbo a México, donde se involucró con la mafia de este país, convirtiéndose en el hombre de confianza del reconocido mafioso ‘El Señor de los Cielos’.

No obstante, el domingo 26 de marzo se dio fin a la búsqueda, capturando a este temido criminal, ‘Hombre del overol’, en la hacienda de la vereda San Rafael a las afueras del municipio de Facatativá, Cundinamarca.

Tras la captura, este hombre quedó en disposición de la Interpol, debido a que tiene una circular roja junto con una orden de extradición emitida en una Corte de Florida, Estados Unidos, por lavado de activos y fraude bancario.

 

overol-cortesia

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top