ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Nación

Análisis: Santos, a 365 días de terminar su trabajo

Se inició la cuenta regresiva del último año del presidente Juan Manuel Santos como mandatario de Colombia, periodo en el que aseguró que seguirá trabajando por mejorar la calidad de vida de los colombianos y por concluir con éxito el proceso de paz.

Santos, con una popularidad a la baja, entra en zona de conflicto porque es el último plazo para cumplir con los propósitos trazados, teniendo como presión las campañas políticas de quienes aspiran a relevarlo.

Así pues, tras un periodo de presidencia que inició en el 2010 con el objetivo principal de lograr la paz del país y finalizar la historia de conflicto armado con las fuerzas revolucionarias, Santos no ha logrado alcanzar el favoritismo y credibilidad de los colombianos.

Lo anterior, se fundamenta en las encuestas publicadas el pasado 7 de agosto en el Opinómetro donde se demuestra la impopularidad del presidente al alcanzar tan solo el 30% de votos a favor.

Según la politóloga Paola Andrea Ceballos, “el pesimismo de los colombianos con respecto a la representación de los políticos que nos lideran se mantiene desde tiempos históricos por el mal gobierno de los mismos, ya es muy difícil que el colombiano crea que puede existir un buen manejo del poder político del país”.

Sin embargo, el gobierno Santos ha sido una montaña rusa de aceptación que cambia según la coyuntura del momento y de la acción ejecutada, las situaciones más importantes de su administración han sido relacionadas con los avances del proceso de paz y el desarme de las Farc.

Tal cual, ese es el principal logro obtenido por el líder político, la consecución del cambio de las Farc de ser una organización armada ilegal y para pasar a ser un grupo político que buscará acceder al poder por los votos y no por los armas.

No obstante, los índices de criminalidad en Colombia no están en cero, pues aún se vive con la presencia de las Bacrim y del grupo revolucionario ELN, con el cual apenas se están iniciando diálogos de conciliación.

Agustín Cuellar, funcionario de la Policía Metropolitana de Cali, expuso que “según Medicina Legal en el 2017 los asesinatos en el país pasaron de 44,49 % a 67,85, en hombres y de 24,71 %  a 40,37 en mujeres”.

No obstante, es importante resaltar cuáles han sido los momentos definitivos durante los dos periodos consecutivos de Juan Manuel Santos.

¿Qué ha logrado Santos en Colombia?

Sin duda, la mayor ganancia de sus 8 años de mandato será la firma de los acuerdos de paz –aún falta la refrendación- entre la guerrilla de las Farc, el pasado 24 de noviembre, con la obtención del desarme total de este grupo revolucionario y la reinserción de los excombatientes a la vida civil.

Sin embargo, como una paradoja este proceso aumentó notablemente la polarización en Colombia, entre los opositores de dicho a acuerdo y los defensores.

“El gran problema en Colombia es que existe una división de pensamientos y sobre todo una carencia de tolerancia a la diferencia. Quienes son seguidores de la política del senador Álvaro Uribe estaban de acuerdo con que la solución era continuar en guerra y vencerla, por eso resultó para ellos una ofensa que se llegara a un diálogo pacífico con este grupo”, dice la politóloga.

La académica Ceballos añade que “lastimosamente, la mayoría de colombianos nos acostumbramos al conflicto y lo convertimos en nuestra zona de confort por lo que la paz se volvió una utopía”.

Ante esto, en un acto protocolario el pasado 7 de agosto, Santos aseguró que no le interesa cuál sea la ideología política de su sucesor y que lo realmente importante es que no deshagan los avances que se han construido por el bien del futuro del país.

“Es impensable devolver el reloj y volver a un conflicto, solo espero que las diferencias de pensamiento no impidan trabajar en armonía y convivencia por una Colombia mejor”, manifestó el presidente Santos.

Igualmente, invitó a todos los colombianos a continuar con la construcción de una nueva Colombia: “libremos juntos las batallas que nos quedan: las batallas para seguir reduciendo la pobreza, para continuar mejorando la salud y la educación, para seguir construyendo viviendas y para continuar creando empleo formal”.

Por otro lado, Santos logró descender las cifras de desempleo un 8.7 % hasta junio del 2017, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). “En este periodo 552.000 colombianos encontraron trabajo con un número  de ocupados que alcanzó un máximo de 22,80 millones, la cifra más alta desde que se llevan estadísticas comparables en 2001”, según la muestra.

Estas cifras se sustentaron con la activación de actividades de la industria manufacturera, agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca, actividades inmobiliarias y empresariales.  

“Durante el primer semestre del año 2017, la tasa de desempleo en las zonas rurales se ubicó en un 4.4 %  a comparación del 2016 que se ubicó en un 5.2 %”, explicó el economista Carlos Perea de la Universidad del Valle.

Entre las ciudades que registraron  las tasas de desempleo más bajas están Bucaramanga con un porcentaje de 7,6%, Santa Marta con 8,2 % y Barranquilla con 8,4%.

¿Cuáles han sido las falencias del gobierno Santos?

En estos años de gobierno, Santos ha tenido que enfrentar múltiples paros de manifestaciones de los sectores mineros, campesinos, lecheros, cafeteros, camioneros, educadores y el último que fue el paro de Buenaventura.

Así como deficiencias en el sector salud, altos índices de inseguridad, abandono de las comunidades afro, campesinas e indígenas, el aumento de impuestos con el fin de financiar los acuerdos de paz y la implicación de la campaña Santos en el escándalo Odebretch.

Edwin Ramírez, abogado y líder el partido del Centro Democrático en Cali, afirmó que “Santos sólo reacciona a las crisis cuando la gente se moviliza en las calles, de otra manera no demuestra interés por los problemas sociales del país”

Ramírez dice que cuando se impulsó, desde el Gobierno, la reforma a la educación que fue tumbada por los estudiantes, el paro agrario, la marcha de profesores exigiendo nivelación salarial entre otras cosas que si bien se han concluido con éxito, ha sido por iniciativa de la ciudadanía y no del presidente”.

¿Qué le espera al país con la llegada de un nuevo presidente?

Colombia está previa a definir cuál será su futuro político, el pueblo deberá escoger entre los siguientes posibles candidatos propuestos por los partidos políticos tradicionales. Uno importante será cerrar el ciclo de la paz, abierto en los últimos años como una propuesta política.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), la economía colombiana se acelerará un 3 % en el 2018. Teniendo en cuenta lo dicho por esta entidad, el beneficio económico será para el sector de vivienda, educación e infraestructura.

“Se pretenden realizar inversiones superiores en 33 % en comparación al 2016. Por ejemplo, se construirán 18.439 aulas que contarán con recursos de 4 billones de pesos”, declaró la institución a través de un comunicado oficial.

Asimismo, la Ocde aseguró que el proceso de paz que firmó el Gobierno actual ayudará y fomentará la inversión de extranjeros en Colombia debido a la tranquilidad que tendrán los negociadores, “esto es de gran importancia para el país porque la inversión será el motor de crecimiento del desarrollo en Colombia”, concluyó el economista Perea.

Sin embargo, uno de los temas que marcará al próximo presidente será el tema de la corrupción política, tal vez la razón por la que decenas de colombianos no saben cómo protestar y la única manera será la elección del principal cargo del país: la presidencia de Colombia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top