ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Informe Especial

Análisis: Esmad, ¿un mal necesario para la seguridad urbana?

esmad-necesario-innecesario

Después de la muerte del joven de 18 años Dilan Cruz a manos de un agente del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía, Esmad, nuevamente se abre la polémica en varios sectores del país, sobre si es necesaria o no dicha entidad en el país. Medicina Legal entregó los resultados de la necropsia y concluyó que fue asesinado por un trauma en la cabeza que ocasionó daños “severos e irreversibles”.

Mientras hay quienes consideran que son demasiado los casos en el que se han cometido excesos de fuerza por parte de este grupo, otros sostienen que es la única fuerza pública capaz de detener los desmanes locales de las ciudades, algo que no puede hacer ni la Policía ni el Ejército.

El Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía fue creado en 1999 durante el gobierno de Andrés Pastrana, en uno de los momentos más críticos del conflicto armado en Colombia. Sin embargo, desde su creación hasta la actualidad, el Esmad es acusado de ser responsable de la muerte de innumerables jóvenes colombianos, pues según los estudiantes, todo esto por producto de un uso excesivo de la fuerza por parte del cuerpo de seguridad.

En el marco de las marchas que se están llevando a cabo en el país, uno de las razones de quienes protestan es para que el Esmad como cuerpo de seguridad sea eliminado, pues este tema se agudizó después de que falleciera Dilan Cruz, propuesta que apoya el senador y excandidato a la presidencia en las pasadas elecciones, Gustavo Petro, quien incluso ha sido una pieza clave para la convocaría y difusión de las marchas. Sin embargo, el Gobierno ya se pronunció y manifestó que no lo hará. Incluso, en Cali se ratificó a este grupo y la llegada de 160 soldados especializado en tareas urbanas.

“A Dilan no lo mataron con una granada lacrimógena sino con un proyectil no convencional: balines envueltos en un trapo disparado por el agente bel Esmad. Este tipo de munición es prohibido por el Derecho Internacional Humanitario, es letal”, escribió Petro por medio de su cuenta de twitter, en forma de rechazo por la muerte del joven a manos del Esmad.

Los estudiantes universitarios son quienes se han visto más afectados en las manifestaciones donde el Esmad tiene presencia por esta razón, son ellos lo que más pelean porque este cuerpo de seguridad sea eliminado, según ellos, son una fuerza innecesaria, que en vez de garantizar seguridad a los Colombianos genera más violencia, que termina dejando muertos por donde pasa.

“Al dichoso Esmad no lo necesitamos en el país; son los autores de muchos asesinatos sin justificación de muchos estudiantes, el exceso de la fuerza es algo que llevan marcado y que lo usan sin necesidad, lo que le paso a Dilan es un ejemplo de eso. Sin embargo, Dilan no ha sido la única víctima, no nos podemos olvidar de todas las vidas que se han apagado a manos de estos asesinos porque eso son, por donde pasan van dejando muertos que el Estado no los obliga a pagar”, opinó Carolina Núñez, estudiante universitaria.

Aunque no hay una cifra exacta de cuantas han sido las personas que han pedido la vida a manos del Esmad en Colombia, lo que si se sabes es que, hasta el momento, los que ha dejado el paro que inició desde el 21 de noviembre, son cuatro muertos en Valle, dos en Buenaventura, uno en candelaria y una en Cali y 11 indagaciones por exceso de fuerza policial deja el paro, así lo indicó el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

Hay que fortalecer el Esmad

Por su parte, hay quienes defienden esta rama de la fuerza del país. El Ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo declaró en una rueda de prensa que no está de acuerdo con que se acabe el Esmad, sino que más bien se debe fortalecer y añadió que todas las armas que utilizaron los miembros del Comando Antidisturbios durante los disturbios son aceptadas a nivel internacional. Trujillo hizo esta aclaración debido a la polémica que se desató por el proyectil “recalzada” que asesinó a Dilan Cruz.

“El que quiera protestar pacíficamente puede hacerlo, pero lo que tiene que ver con la violencia se debe manejar con fuerza legítima del Estado”, expresó Trujillo.

Jerónimo Castillo, un experto en seguridad, afirmó que en América Latina, Colombia es uno de los países con los índices más bajos en el monitor del uso de la fuerza letal por agentes de la seguridad pública del Estado, en comparación con otros países de la región.

“Debe haber un control externo para garantizar el correcto funcionamiento del Esmad. Desmontarlo es de alguna manera volver al mecanismo anterior donde solo tienes a una Policía que no está preparada para atender los disturbios o al peor escenario que es tener que usar al Ejército, que es una fuerza de guerra”, opinó Castillo.

La ministra del interior Nancy Patricia Gutiérrez también se suma al grupo de dirigentes que defienden el funcionamiento del Esmad, pues la funcionaria  indicó que se está estudiando la posibilidad de llevar al Congreso un proyecto de ley estatutaria para reglamentar las protestas sociales con el fin de regular el vandalismo. “Es la oportunidad de regular la protesta, regularla quiere decir que no puede haber encapuchados y jamás afectar las instalaciones públicas ni privadas, pero lo más importante no agredir a la ciudadanía”, dijo la ministra.

Sin embargo, la ministra agregó que en las últimas protestas que se han vivido en Bogotá ha habido actos vandálicos, así que según ella, no se debe estigmatizar al Esmad ya que sencillamente están protegiendo a los colombianos.

Por otra parte, el alcalde de Cali, Maurice Armitage declaró que el Esmad no intervendrá en las marchas que se llevarán a cabo en la ciudad en los próximos días, con la condición de que las marchas se lleven de manera pacífica, de lo contrario el Esmad entrará nuevamente en juego.

“El Esmad solo debe ser utilizado en caso de protesta violenta, alteración del orden público, vandalismo, ataques a la fuerza pública, a los ciudadanos o a la propiedad pública y privada. De lo contrario, la fuerza pública será garante del derecho constitucional a la protesta”, dijo el mandatario.

Finalmente, aunque el caso del joven Cruz es el más reciente, es importante recordar que en Cali, Johnny Silva, estudiante de Ingeniería Química de la Universidad del Valle, falleció por las lesiones recibidas por parte de Esmad durante una protesta en 2005.

En Bogotá, Nicolás Neira, un chico de 15 años que murió el primero de mayo de 2005 en una manifestación de trabajadores, también por un impacto en su cabeza por bala de gas lacrimógeno disparada por un uniformado del Esmad.

Óscar Salas, un novel escritor de 20 años, estudiante de la Universidad Distrital, asesinado en protestas en el año 2009 por impacto de bola de cristal en su ojo que terminó alojada en su cráneo causando su deceso. Estos y otros casos más son los que perpetúan en la memoria de los colombianos, que generan incertidumbre y descontento al preguntarse si en verdad son necesarios los servicios prestados por el Escuadrón Móvil Antidisturbios al país.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top