ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Informe Especial

Amenazadas varias especies de animales en Colombia

El Valle del Cauca es el segundo departamento con más biodiversidad de Colombia, sin embargo en 20 años han desaparecido un promedio de trece especies de aves, como el perico palmero, el sabanero grillo, el cóndor de los Andes y actualmente varias especies se encuentran amenazadas.

Según la resolución 0192 de animales en vía de extinción del Ministerio del Medio Ambiente, hay 308 especies de animales amenazadas en la región, de las cuales 29 corresponden a anfibios, otras 29 a reptiles, 44 a mamíferos, 45 a peces y 161 son aves.

Algunos datos revelados en el seminario Gobernanza, Ecosistemas y Cambio Climático indican que: “La cacería, el tráfico de especies foráneas, la tala indiscriminada de árboles, el comercio ilegal de especies y la sobreexplotación de los recursos naturales son causantes del peligro de extinción en el que se encuentran 308 especies de las mil 326 que habitan actualmente el Valle del Cauca”.

Al respecto Delio Orejuela, veterinario del Dagma, aseguró “Los animales son amenazados porque a la gente les gusta tenerlos por excentricidad, como los jaguares, pumas y tigrillos que incluso no son naturales de Colombia, pero las personas los trafican y llegan a la región”.

De las 1686 especies de aves que hay en el territorio colombiano, alrededor de 725 se encontraban en el departamento del Valle del Cauca, de estas, 40 se han extinguido localmente, por lo cual se han incluido en la denominada “Lista Roja”.

Aves tan conocidas como algunas cigueñas, el Coclí, el Rey de los gallinazos, turpiales y toches, ya no existen en el Valle del Cauca. En peligro están: el garzón soldado; ibis blanco; corocora; patos americano, pico de oro, rabo de gallo, negro y canadiense, cóndor de Los Andes, lagunero negro, sabanero grillo y perico palmero, halcones, pavas y pavones, loras y pericos, tucanes, azulejos y gorriones.

El Parque Nacional Natural Farallones de Cali cuenta con un proyecto que protege a 5 especies de aves amenazadas y tienen el objetivo de conservar y establecer un programa de monitoreo a largo plazo para sus poblaciones, a través de los guardaparques y la comunidad local, con el fin de aumentar el sentido de pertenencia hacía el bosque y sus aves.

Colombia es el primer país en diversidad de aves y orquídeas, el segundo en plantas, anfibios, peces de agua dulce y mariposas; tercero en reptiles y palmas, y es el cuarto país en diversidad de mamíferos.

El país también se caracteriza por la importancia de los bosques naturales, que cubren el 53% del territorio nacional continental y concentran más de la mitad de las especies de animales y plantas terrestres.

De acuerdo con datos del Instituto Alexander von Humboldt, en Colombia habitan 1921 especies de aves, 492 especies de mamíferos, 537 especies de reptiles, 803 especies de anfibios, 1435 especies de peces y 22.840 especies de plantas. Es por eso que Colombia es considerado el segundo país con mayor diversidad de fauna y flora a nivel mundial.

Según un informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en el mundo hay 27.000 especies que enfrentan un riesgo de extinción en el planeta, es decir, el 27% de todas las especies de las que tiene conocimiento el ser humano.

El informe también indica que en Latinoamérica se han reducido en un 89% las poblaciones animales y que la Amazonía ha perdido 20% de sus bosques en el mismo periodo.

Un reporte del Fondo Mundial para la Naturaleza, WWF señala que “casi la mitad de las especies del mundo podrían desaparecer en 60 años a causa del cambio climático”, un panorama nada alagador que pone sobre la mesa la urgente necesidad de tomar acciones que permitan conservar y preservar los diferentes ecosistemas.

Según datos presentados por la ONU y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, IUCN “una parte significativa de cada familia animal está amenazada: un 33% de los corales, un 25% de los mamíferos, un 13% de las aves y un 41% de los anfibios”, por lo que es vital empezar a tomar conciencia de lo importantes que son las especies silvestres alrededor del mundo, así como de los riesgos y consecuencias medioambientales, sociales y económicas de la desaparición de especies animales y vegetales.

Algunos de los animales que habitan en el Valle del Cauca y están en amenazas son:

EL OSO DE ANTEOJOS: Se considera que puede llegar a desaparecer más de un 30 % de la población en un periodo de tiempo de tan solo 30 años, con las amenazas actuales, y teniendo en cuenta las tendencias de la población humana en gran aumento hay muchas probabilidades de que estos osos avancen hacia la extinción.

Se prevé que en 2030 esta especie cumpla los criterios de la IUCN que lo incluyen como especie en peligro de extinción. 

LA NUTRIA: De las 7 especies de estos animales la nutria gigante es de las más amenazadas de Latinoamérica ya que ha sido severamente perseguida por su piel y ya se encuentra localmente extinta en muchas zonas de su distribución original. La IUCN ha calculado que la destrucción del hábitat y su degradación son actualmente la mayor amenaza de la especie, y que puede llevar a una reducción futura del tamaño de la población en un 50 %.

RANA VENENOSA LEHMANN: De color amarilla y negra brillante. Se encuentra generalmente en las cuencas de los ríos Dagua y Anchicayá. El motivo de la escasez se debe a que las personas pretendían venderla en otros mercados donde querían exhibirla en acuarios o aprovechar su potencial farmacológico.

OSO PEREZOSO: El aumento de tráfico de su especie, especialmente de recién nacidos son 70% de los traficados; la madre probablemente muera mientras lucha porque no se lleven al bebé, están destinados a morir, sobre todo por infecciones intestinales y respiratorias.También están en peligro por la destrucción de su hábitat. Según datos del Ideam, cada año se destruyen 90.000 hectáreas de bosques naturales donde estos animales habitan, lo que arriesga aún más su existencia.

EL BOCACHICO: Se da en las madreviejas del Cauca está en grave peligro, no sólo por la contaminación sino porque está siendo atacado por la tilapia.

EL PERICO PALMERO: Depende de la palma de cera, especie de flora en vías de extinción. Por lo tanto, esta ave ahora carece de comida y hábitat.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top