ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Informe Especial

Almuerzos y tienda virtual, el ‘Plan B’ del Zoológio de Cali

El aislamiento obligatorio está marcado por una gran soledad. Por las calles de Cali deambulan unas pocas personas, quienes caminan rápido y evitan, a toda costa, el contacto con cualquier extraño. Sin embargo, ese confinamiento humano ha permitido que los animales se apropien de esos caminos que, alguna vez, les pertenecieron.

Los elefantes y los monos se tomaron las calles de Tailandia; los pumas las de Chile; los delfines y las ballenas aparecieron, por primera vez, en años, en Cartagena; además, cientos de perros y gatos se pasean por Europa y Asia. Aunque pareciera que la pandemia le ha dado un respiro al planeta y ha hecho a muchos animales felices, algunos, lo de los zoológicos, por ejemplo, corren riesgo por la falta de recursos para mantenerlos.

 El Zoológico de Cali, la ‘joya de la corona de la ciudad’ y uno de los mejores de Latinoamérica, se puede convertir en una de las víctimas del covid-19, el virus que desde finales del año pasado, cambió la dinámica del mundo.

“Desde que comenzó toda esta crisis tuvimos que cerrar nuestras puertas y, por lo tanto, también se fueron todas nuestras fuentes de ingresos”, dice Susan Posada, gerente de comunicaciones del Zoológico de Cali.

La institución cuenta con 25 hectáreas destinadas al cuidado y protección de 2.500 animales, algunos de ellos rescatados de las manos de los traficantes de fauna o, de lugares donde eran víctimas de maltrato. Según el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, entre 2009 y 2012 se decomisaron 211.571 animales vivos, lo que convertía a Colombia en el segundo país del mundo con el mayor tráfico de fauna y flora.

Las especies más perseguidas son las tortugas Hicotea, Teracay y Charpa; los monos Titigris, caimanes, nutrias, leones africanos, pumas, avestruces, cocodrilos, cóndores y osos pardos. Muchos cazados por su carne, por su piel, sus huevos, o para comercializar sus crías.

El Zoológico de Cali no recibe ayudas económicas por parte de la gobernación del Valle o, del municipio; desde hace cuarenta décadas lo administra la Fundación Zoológico de Cali y una de sus funciones es que sea autosostenible, es decir, debe mantenerse con los servicios que presta.

Cada mes, en el alimento para los animales y el pago de la nómina de sus 250 colaboradores, el Zoológico de Cali invierte cerca de 780 millones de pesos, cifra que no incluye el pago a proveedores y servicios públicos.

“La Fundación tomó la determinación de mantener, lo que más pueda, a todo el personal y no desampararlos, no dejarlos sin empleo; se está haciendo lo humanamente posible para que podamos estar amparados”, contó Posada.

“Una buena parte del personal tiene que ver con atención al visitante, muchos de los que estaban en puntos de ventas están sus casas haciendo teletrabajo, o cumpliendo con el Decreto nacional; sin embargo, nosotros seguimos cubriendo sus salarios. Los que si van al Zoológico es el personal que vela por lo animales: cuidadores, biólogos, veterinarios”, agregó.

¿Cómo ayudarlos?

Para recaudar fondos han implementado diferentes estrategias. Se pueden hacer donaciones por medio de la pagina web de la fundación www.zoologicodecali.com, a través del botón PSE y PayU.

El mes pasado mes la Fundación recibió un giro de 400 millones por parte de la alcaldía de Cali, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (DAGMA) y la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC).

“Se orientaron recursos de la sobretasa ambiental para garantizar alimentación, medicamentos, cuidados y el personal requerido para el sostenimiento de los animales que se encuentran aquí”, explicó el alcalde Jorge Iván Ospina.

Según declaraciones a la prensa nacional por parte del director de la CVC, Marco Antonio Suárez, se priorizó este aporte financiero porque eran conscientes de que el aislamiento obligó al Zoológico a cerrar sus puertas, lo que complicó el cuidado de los animales.

Los costos mensuales del Zoológico ascienden a 800 millones de pesos, por lo que ha tenido que recurrir a otras alternativas.

“Hemos recibido muchas donaciones en especie, sobre todo de alimento para los animales que, por lo que general, deben ser semanales porque el alimento debe estar fresco. Entonces, nos han mandado frutas, verduras y concentrados, esto lo han hecho desde personas naturales y restaurantes, hasta empresas”, contó la comunicadora Posada.

Una de las estrategias que más ha llamado la atención es la venta de almuerzos, esta medida comenzó a regir desde el pasado 24 de abril y, desde entonces, todo el equipo del Zoológico de Cali está ofreciéndolos y de paso, se aprovecha para reactivar parte del personal de la institución como los cocineros y quienes se encargan de los domicilios.

Son preparados con amor y con el propósito de generar el sustento de muchas vidas, dice unos los promocionales de las comidas.

Los almuerzos tienen un costo de $12.000 y se venden con pedidos programados desde el día anterior de 7:00 a. m. a 4:00 p. m. Puede solicitarlos en la línea 316 402 29 66 o 488 08 88, extensión 102, Formas de pago: datáfono, efectivo, o AvalPay.

 

“Estos almuerzos son hechos dentro de las instalaciones por nuestros colaboradores, digamos que siempre hemos prestado el servicio de alimentación, pero nunca hemos manejado un tema de domicilio, de repartir. Empezamos en un área de cobertura cercana al Zoológico y estamos evaluando la posibilidad de ampliar a la mayor parte de la ciudad porque la misma gente nos lo ha pedido, es una estrategia que ha tenido mucha respuesta”, dijo Susan Posada.

Pese a que el servicio de los almuerzos tiene un rango de cobertura limitado y un menú específico para cada día, han tenido muy buena acogida; reciben alrededor de 200 pedidos diarios.

“En la apertura vendimos lo de toda la semana, con 7 días de anticipación; la idea es ampliarlo porque mucha gente quiere apoyarnos”, contó Posada.

Otra de las estrategias que han implementado es la membresía ´Amigos para Siempre´, que consiste en dar, cuando se reactive la organización, un pase vitalicio sin pagar un valor extra. Además, la organización garantiza que por cada membresía vendida llevarán a 30 niños y niñas de los sectores más afectados por el covid-19 y que no ha tenido la oportunidad de ir al Zoológico para que lo conozcan sin costo alguno. Con el total de membresías vendidas, hasta la fecha, cerca de 7.000 pequeños se verán beneficiados con el programa.

“Mucha gente se ha vinculado, tenemos la meta de vender 2.000 unidades para poder cubrir, por lo menos, un mes de sostenimiento de la Fundación, de los costos de alimento y nómina. Es un programa que beneficia a muchas personas, a los que van a poder entrar de por vida, a los niños que van a poder visitar las instalaciones y, sobre todo, a nuestro animales y colaboradores”, dijo la comunicadora.

La membresía tiene un costo de $ 350.000 por persona y $ 600.000 por dos. Para adquirirla hay que ingresar al enlace: www.somosfzc.org/membresia-amigos-payu

https://www.youtube.com/watch?v=PR8RczqctNU

Quienes deseen ayudar al Zoológico de Cali, pero no cuentan con recursos, la Fundación creó el ´Banco de las Ideas´; un espacio para que las personas puedan enviar un correo a la organización con ideas para conseguir recursos.

“Mucha gente tiene ideas poderosas, quiere ayudar, pero no tiene dinero y en este momento no se permite el trabajo voluntario porque hay un riesgo muy alto, pero si estamos generando un trabajo voluntario a distancia”, explicó la gerente de comunicaciones.

Muchas personas han ayudado con trabajo voluntario a distancia, por ejemplo, la agencia ´Nativos Publicidad´ se ofreció a realizar, sin costo, todo el diseño gráfico, la creación de las plataformas web, el montaje del sitio de donaciones y de la próxima tienda virtual.

Zoológico virtual

Debido a la pandemia el Zoológico de Cali ha tenido que reinventarse e implementar, a diario, las transmisiones en vivo en sus redes sociales durante media hora donde el público puede ver el cuidado de las especies, su alimentación, incluso, resolver dudas por medio del chat.

“Ha sido una experiencia muy linda. Se conectan muchos niños, familias, también sabemos que se conectan diferentes instituciones educativas con sus estudiantes para ver estas experiencias. Lo interesante es que la gente puede participar, nos hacen peguntas, piden que los saludemos y se da un momento de interacciones en el que el Zoológico está en la casa de las personas”, explicó la jefe de comunicaciones.

Las transmisiones en vivo han tenido muy buen recibimiento por parte de los internautas, llegan a 18.000 reproducciones por video y a 90.000 subscriptores en su canal en YouTube. Hasta la fecha, su Instagram tiene más de 103.000 seguidores y su página de Facebook tiene 140.000mil likes. Esta estrategia busca generar flujo en las redes sociales y poder tener las comisiones que pagan las plataformas.

“Compartimos diferentes experiencias, mostramos el cuidado que se le hace a los animales; datos curiosos y educativos; hablamos con los veterinarios y con todo el personal que hay detrás del cuidado de los animales. Además, les mostramos a las personas que, a pesar de que estamos en un momento de crisis, seguimos al ´pie del cañón´, velando por el bienestar de los animales”, dijo la comunicadora.

La próxima semana se hará el lanzamiento de la tienda virtual que, además de generar recursos para la organización, busca apoyar a emprendedores locales. “Inicialmente va a tener los productos que tenemos en nuestras tiendas de souvenirs: peluches, camisetas y regalos alusivos al Zoológico, pero vamos a empezar a vincular otros productos para apoyar a muchos proveedores pequeños que son artistas y madres cabeza de hogar y que, en gran porcentaje, su sostenimiento dependía de la distribución de esos productos en el Zoológico”, explicó Susan Posada.

Situación de zoológicos en el país

Así como el Zoológico de Cali pasa angustias debido al aislamiento preventivo obligatorio decretado por el Gobierno Nacional, consecuencia de la emergencia sanitaria, muchos otros refugios, santuarios, parque naturales y zoológicos a nivel nacional también necesitan ayuda. Algunas organizaciones han recibido apoyo, pero no es suficiente, si se tiene en cuenta lo extenso del periodo de aislamiento.

“La Fundación Zoológico Santa Cruz se dedica a la conservación de especies que han sido víctimas del tráfico ilegal, mascotismo y maltrato animal. Tenemos alrededor de 780 animales y no pudimos obtener recursos para la alimentación de los animales debido a que nuestro único sustento son los ingresos que se adquieren en la taquilla”, explicó Viviana Parra, representante legal de este Zoológico ubicado en Cundinamarca, en el municipio San Antonio del Tequendama, a una hora de Bogotá.

El consumo semanal en alimentos del Zoológico Santa Cruz se estima entre los 10 y 12 millones de pesos y para sostener las nóminas, servicios públicos y todas las obligaciones este Zoológico requiere entre 200 y los 250 millones mensuales.

“Durante las primeras semanas vimos con preocupación el alza en los costos de alimentos y productos que necesitamos. Ahora nos estamos sosteniendo, dignamente, de las donaciones; lanzamos una campaña que se llama ´Ellos también te necesitan´”, dijo Parra.

Las personas interesadas en hacer donaciones monetarias, o en especie como alimentos, o medicamentos al Zoológico de Santa Cruz pueden ingresar a la página zoosantacruz.org/ ,o comunicarse al celular 310 3127094.

 

Fotografia tomada de: Angelica Trejos Posso – VOA

 

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top