ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

“Al hablar de cerrar fronteras de mi ciudad, lo hago con mucho dolor”: alcalde de Cali

Luego de que se lograra el puente humanitario, este martes se están desplazando 10 buses con población venezolana hacia la frontera para ser repatriados, mientras el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, está hablando sobre la posibilidad inminente de bloquear la entrada de la ciudad en la zona sur.

“Cuando hablo de cerrar las fronteras de mi ciudad, lo hago con mucho dolor, pero buscando que el gobierno central entienda la importancia de establecer estos campamentos humanitarios en la frontera con Ecuador”, indicó el mandatario.

A lo que se aspiró desde el principio fue a solicitar el puente humanitario vía aérea, sin embargo, el alcalde aseguró que no se logró como en Nariño, donde venezolanos fueron trasladados por ese medio, ya que hay tensiones ideológicas y políticas.

Ospina manifestó que el riesgo de que sigan entrando ciudadanos del vecino país por la frontera con Ecuador es que existan personas asintomáticas y que puedan convertirse en propagadores del virus.

“Si están haciendo ese viaje en bus, caminando, no solamente pueden sufrir daño sino que pueden ser una bomba de tiempo en términos de transmitir el virus por todo el territorio y el gobierno debe entender eso y yo no debería estar pensando en bloquear a Cali, pero lo tengo que pensar en la medida en que las cifras nuestras no paran de crecer”, afirmó Ospina.

El alcalde de los caleños dijo que el puente humanitario se podría montar desde Ipiales o desde Pasto, y aseguró que sería más fácil desde estas ciudades y que no se trataba de una razón xenofóbica ni racista por parte de Cali sino de la condición lógica para manejar una situación de esta envergadura.

“Si se hace desde Nariño reducimos los tiempos de traslado, reducimos las posibilidades de contagio y podemos garantizar la salud y la vida de quienes hoy van a viajar al exterior”, agregó.

Este lunes, en el Centro Administrativo Municipal (CAM) se realizaron los exámenes correspondientes a venezolanos, focalizándose en personas que presentaran síntomas respiratorios. 200 personas están aptas para desplazarse hacia el vecino país y hoy inician el viaje vía terrestre, repartidos en 10 buses.

La Alcaldía de Cali y la Secretaría de Bienestar Social suministraron insumos y alimentos para el viaje de estas personas, teniendo en cuenta que ese traslado es de por lo menos 18 horas, con el fin de que se pueda adelantar en las mejores condiciones.

Ciudadanos caleños apoyan el proceso que se está llevando a cabo, pues muchos manifiestan que es importante que sigan con su ruta inicial y no haya concentración de personas porque podría aumentar el riesgo de contagio por covid-19 en la ciudad.

“Si siguen llegando a la ciudad y no se hace nada, ni se les ayuda a llegar a su país, va a empezar a verse aglomeración de personas y eso es algo que Cali no se puede permitir en este momento”, manifestó Wilson Barrios, habitante de la comuna 5 de Cali.

“El alcalde tiene que presionar al gobierno para que garantice el traslado de estas personas por vía aérea, el proceso de repatriación por vía terrestre puede ser más riesgoso tanto para ellos como para nosotros y hasta más demorado”, indicó Leidy Martínez.

En Cali hay alrededor de 68 000 venezolanos; quienes viajarán hoy desde la capital vallecaucana son de reciente llegada, migrantes desde Ecuador en la condición de la pandemia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top