ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Cali

Aislamiento por covid-19 ya desespera a algunos caleños

Debido a los más de 60 días de aislamiento preventivo a causa de la pandemia del coronavirus, algunos habitantes de Cali se muestran sin temor alguno ante el brote en el municipio e incluso trasgreden las medidas y restricciones impuestas para impedir su avance.

“No se puede negar la idea de que esta puede ser una de las tantas manipulaciones de masas por parte de los gobiernos globales que mueven el mundo”, indicó la estudiante de ciencias políticas Sofía Solórzano.

A su vez, Camilo Restrepo, estudiante de antropología, dijo que “se ha comprobado como la economía pasa por encima de la política, es decir, la maneja, así que no puede resultar descabellado que hayan querido utilizar un virus para un benéfico político y económico a futuro”.

El departamento del Valle del Cauca ocupa el tercer puesto en la lista con más casos positivos de covid-19, con 4677; Bogotá sigue siendo la ciudad con más números de casos y el departamento del Atlántico se encasilla en el segundo lugar con 6762 pacientes confirmados.

A pesar de las elevadas cifras, los cuestionamientos sobre las medidas y la incredulidad llevan al desafío desde todos los sectores de la población, muchas de las veces motivados por la misma necesidad.

“No es que el virus no exista y no haga daño, es que a nosotros nadie nos da la comida y tenemos que salir, porque es preferible que nos mate el virus y no el hambre”, señaló Gloria Fernández, una vendedora ambulante.

Cabe resaltar que el brote del virus en el departamento, y su capital, ha traído una desaseleración económica. Según cifras de la Asociación Colombiana de Industria Gastronómica, Acodres, alrededor de 2000 restaurantes han cerrado en el departamento azucarero, y a nivel nacional son 80 000 los comercios afectados.

Para más información lea: https://www.realidad360.com/cali-y-valle-insisten-en-reabrir-los-negocios/

La gobernadora Clara Luz Roldan manifestó, días atrás, que “nosotros hoy estamos sufriendo una pandemia, pero peor es seguir en esta situación y que empecemos a tener un pueblo con hambre”.

Para más información lea: https://www.realidad360.com/en-el-valle-temen-una-crisis-alimentaria-si-no-se-da-paso-a-la-reactivacion-economica/

De ahí que el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, ha sido reiterativo en que la reapertura del comercio debe ser paulatina, ya que “resulta imposible poner en riesgo las vidas de los ciudadanos”.

Pese a las nuevas normalidades del virus, los municipios del Valle han optado por pactos de bioseguridad para un beneficio económico y sanitario en todo el territorio.

Para más información lea: https://www.realidad360.com/centros-comerciales-de-cali-firmaron-pacto-de-bioseguridad-para-su-apertura/

Marcela Orozco, una emprendedora, dijo que “el virus ha matado a millones de personas, se cuiden o no, así que es mejor volver a la vida, con todas las medidas, pero no dejar de vivir ya que se puede acabar pronto”.

Sin embargo, la visitadora medica Mónica Echeverry precisó que “nos acostumbramos a no leer sino escuchar, pocas personas saben cómo verdaderamente se trasmite el contagio de este virus y por eso hacemos cosas sin sentido que perjudica nuestra salud”.

Por su parte la psicóloga, Mónica Piedrahita, indicó que “desligarse del miedo y del temor después de un buen promedio de tiempo es una conducta muy usual de algunos seres humanos, ya que nunca se vieron totalmente amenazados ante el virus”.

Asimismo, aseguró que “el miedo nunca es buen compañero en este tipo de situaciones, si bien el encierro puede ser causante de ciertos trastornos, también sirve de terapia para poder entender el regreso a la vida”.

En contrate, Dahiana Grajales, estudiante de negocios internacionales se mostró incrédula: “Si el aislamiento obligatorio que tuvimos en estos dos meses hubiese servido de algo, las cifras dirían lo contrario”, dijo.

Debido al desacato de la cuarentena obligatoria en Cali, la dirección municipal estudia la idea del posible toque de queda y ley seca para los fines de semana festivos, puesto que las fiestas y multitudes han proseguido sin control.

“Vamos a pedirle al alcalde decretar un toque de queda y ley seca para el fin de semana, toda vez que la ingesta de licor genera este tipo de reuniones”, afirmó Jimmy Dranguet, subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control.

En la capital del Valle se descubrieron alrededor de 45 reuniones festivas y más de 100 comparendos por consumo de licor en espacio público el pasado fin de semana, lo que resume el desacato de las normas sanitarias nacionales.

Ciudadanos de Cali esperan un buen comportamiento ante la coyuntura sanitaria, para que esta acabe pronto.

Fotografia tomada de: El Tiempo

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top