ESPACIO PARA PUBLICIDAD 360
Entretenimiento

50 años de la llegada del hombre a la Luna

Hace 50 años -20 de julio de 1969-, el hombre pisó la Luna, un acontecimiento histórico que lograron los astronautas Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins a bordo del Apolo 11. La llegada del hombre a la Luna es una de las mayores hazañas de la historia de la humanidad.

La Luna está a 384.000 kilómetros de distancia y supone un hito tecnológico. Esa fecha, cambió la concepción del espacio vital humano, reconociéndose que se tenía, y se tiene, capacidad para colonizar otros mundos fuera de la Tierra.

Motivado por la Guerra Fría, la carrera espacial culminó con la hazaña de los astronautas y miles de ingenieros y operarios de la Nasa.

Aquel día, los tres astronautas tomaron un completo desayuno y se encaminaron a la rampa de lanzamiento en Cabo Cañaveral, desde donde despegaría el cohete Saturno V, ante millones de personas (la mayoría no autorizadas) que se agolpaban para no perderse el despegue en las inmediaciones.

Otro aspecto importante de la misión Apolo XI es que no solo rompería moldes por lo histórico de su objetivo, sino que los medios de comunicación de masas (y por primera vez la televisión) iba a emitir un acontecimiento de exploración espacial como este.

Tras cuatro días de viaje sin ningún incidencia reseñable –que arrancó el 16 de julio de 1969-, y tras capturar algunos vídeos a color del aspecto de la Tierra a cientos de miles de kilómetros de distancia, el módulo lunar hacía los últimos metros pilotado por Armstrong. Horas después, el primer humano posaba su pie sobre la Luna en directo ante millones de espectadores.

La frase determinante fue: “es un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la humanidad”; y minutos más tarde, el segundo humano hacía su frases: “Magnífica desolación”.

El programa Apolo (serían 12 misiones, la mitad de ellas estaban diseñadas para alunizar, y así lo hicieron) se diseñaron con el expreso propósito de explorar los límites más inmediatos a la Tierra de una manera mucho más precisa, incluyendo órbitas lunares, terrestres, y el reconocimiento del terreno lunar. La última de ellas tuvo lugar en 1972.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a Top